El pasado 8 de junio, en la localidad Riojana de Alfaro, murió ahogado un niño marroquí de 6 años a causa de un ahogamiento en las piscinas municipales del mismo municipio.

El suceso ocurrió alrededor de las 12 del medio día. En las piscinas de Alfaro se colocaron hinchables sobre el agua para que los niños de la localidad pudiesen divertirse, aunque esto acabó en tragedia. Estos hinchables pertenecían a un vecino de la localidad de Autol, el cual se encuentra muy afectado por la terrible noticia ya que, como él afirma, "aunque se que la culpa no es mía, los hinchables sí que lo eran, y mis trabajadores, aunque no estaban contratados para eso, si hubiesen estado un poco más atentos igual nada de esto hubiese pasado".

Anuncios
Anuncios

Ante esto, el socorrista también indica que "cuando se realizan este tipo de actos, sería necesario contratar a toda la plantilla de socorristas, ya que los hinchables son muy peligrosos y necesitamos a más personal del habitual para vigilarlos".

El niño de 6 años estaba jugando en los hinchables y no sabía nadar y, según cuenta un amigo que lo acompañaba, "se metió debajo del hinchable y como no sabía nadar no pudo salir y se quedó sin aire".

Anuncios

Este compañero fue quien alertó al socorrista, el cual realizó la RCP durante 40 minutos, ya que la ambulancia tardó mucho en llegar, pero sin ningún resultado.

Tras esto, sus padres, junto con la ayuda de numerosos vecinos del pueblo, están recaudando dinero para repatriar el cadaver del pequeño a Marruecos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más