Este domingo 15 se celebró una granfiesta en Pamplona, a la que se sumó el cielo con un día de junio luminoso, claroy sereno; se conmemoraba el Día de las Unidades de Montaña, y el 250aniversario del Regimiento América. En la capital navarra miles de personasvitorearon al Ejército, a España, al Benemérito de la Patria, e incluso a lasmadres de los soldados, esto último a propuesta del concejal leizatarra deDerecha Navarra y Española Silvestre Zubitur. Además, más de cuatrocientosciviles juramos la bandera de España, desbordando todos los cálculos, en unajornada soleada que arrancaba hermosos reflejos de armas y estandartes. Tomó eljuramento el coronel jefe del América 66, Ángel Atarés Ayuso, acompañando a lade este regimiento las banderas de sus hermanos, también de cazadores demontaña, Arapiles 62 y Galicia 64.

La parada militar se desarrollo con granbrillantez bajo presidencia del teniente general jefe de laFuerza Terrestre, al que acompañaban nada menos que seis generales.

La fuerzadesfiló marcial, a los sones de las bandas de la Academia General Militar y dela Jefatura de Tropas de Montaña, por el centro de Pamplona- Parque de Antoniutiy Avenida del Ejército-, pasando por delante de la Ciudadela; allí en díaspasados se mostró una magnífica exposición conmemorativa también del 250 aniversario(armas, uniformes, mapas, paneles, fotografías, documentosy mucho más de los siglos XVII al XXI); en el vecino auditorio Baluarte se dioel sábado un muy buen concierto de música militar.

Dirigió unas palabras –vibrantes ycerteras- el coronel jefe del regimiento, en las que destacó los serviciosprestados por la unidad, y el recuerdo a los muertos en combate, accidente, actode servicio, o atentado terrorista, que ha tenido en toda su larga historia. Enla misma línea, habló igualmente muy bien el general jefe de la Inspección deTropas de Montaña, Manuel José Rodríguez Gil, quién después entregó el diplomade "Cazador de honor" al gran artista, pintor Augusto Ferrer-Dalmau, veteranodel reemplazo 1º/ 84.

Se impusieron, además, varias condecoraciones a militaresque se habían hecho acreedores de ellas.

Estuvo presente el presidente delParlamento de Navarra, Alberto Catalán, siendo representado el gobierno foralpor la vicepresidenta. También acudieron el alcalde de Pamplona y, variosdiputados y senadores por Navarra.

Terminado el acto, el regimientoobsequió a los jurantes con una bonita bandera nacional de mochila, con lainscripción "Jura de Bandera Pamplona 2014", y los escudos de Pamplona, Navarray España; un pliego con su historia; una fotografía del emotivo momento delbeso a la bandera; y un diploma.

Varios millares de navarros, bien firmandoa favor de estos actos, o bien abarrotándolos, han dejado en ridículo a quienesse oponían a las efemérides."Somos enemigos de lo militar en general" mecontestaba uno de estos últimos (Joseba Ezeolaza, Ezker Batua-IU DN8/6/2014,pag 17), tras rebatírsele en varios artículos de prensa (J.JavierEsparza,Javier Algarra y yo entre otros) sus endebles argumentos, y dejando porfin caer la careta; sabemos que en esas mismos fechas su partido intentababoicotear un acto de homenaje a las Fuerzas Armadas en Algeciras.

Uno también entiende, viendo losreiterados alineamientos con Bildu, Gero bai, Ezker Batua contra todo de suextravagante grupo municipal, por que el partido que es segundo en toda Españaen el ayuntamiento de Pamplona es cuarto, teniendo solo tres concejales deveintisiete.

Los demás lo pasamos muy bien en unajornada emocionante, solemne y vistosa, al igual que en las actividades de los días anteriores, por loque, una vez más quiero gritar ¡Viva el Benemérito de la Patria! ¡Viva el RegimientoAmérica! ¡Viva España!¡Viva Navarra!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!