Medio mundo se hizo ayer eco de la inesperada abdicación del Rey Don Juan Carlos I del trono de España. Curioso que teniendo en cuenta que la decisión ya la tenía tomada desde enero, ¿por qué motivo esperar hasta el día 2 de junio para anunciar una noticia de tal envergadura?

La Monarquía se ha visto envuelta en los últimos años en casos de corrupción por parte de familia directa de la Casa Real, además de acontecimientos insólitos como las disculpas de un Rey hacia todos los españoles pro cometer un "error" a vista de algunos de matar a un elefante. En fin, cabe destacar, que la Casa Real no estaba viviendo uno de sus mejores momentos.

Si echamos la vista una semana atrás, tras las elecciones europeas, el bipartidismo sufrió un duro golpe sin llegar entre ambos al 50% de los votos. Expertos sitúan este acontecimiento como primordial para que el Rey comunicase su decisión una semana después, según sus palabras para renovar la Casa Real "con nuevas energías", aunque varías personas señalan que es para salvar el bipartidismo.

Otro posible motivo, es que a sabiendas que la imagen de Don Felipe VI está más acorde con las nuevas generaciones respecto a su padre, cuya popularidad entra en decadencia, esa decisión haya sido promovida, para que los jóvenes tengan un mayor acercamiento a la Monarquía por mediación de una imagen más rejuvenecida, la del nuevo Rey, Felipe VI, un hombre con estudios, que habla idiomas y que posee más identificaciones con los jóvenes españoles.

En fin, hay varias opciones, nadie sabe exactamente el motivo real por el cual llega en este momento la abdicación. El tiempo dirá las respuestas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!