Detenido en Marbella, Málaga, un hombre de nacionalidad paraguaya por abusos sexuales a una menor. Los hechos ocurrieron el 14 de noviembre del año en curso, cuando otro menor que acompañaba a la víctima y primo de esta realizaba una llamada a la policía nacional, para alertar de que su prima había entrado a una tienda con un individuo y tardaba en salir, por lo que temía le pudiera haber pasado algo.

Agentes de la Policía Nacional de dicha localidad se trasladaron rápidamente hasta el lugar de los hechos, donde observaron que la tienda se encontraba cerrada completamente y con las luces apagadas.

Tras llamar en reiteradas ocasiones a la puerta del establecimiento, les abrió un hombre de unos 50 años de edad, con un aparente estado de nerviosismo, el cual les dijo a los policías actuantes que no pasaba nada. Los agentes, al percatarse de que este individuo se encontraba nervioso por su presencia y que habiendo llamado en repetidas ocasiones, él mismo había tardado unos minutos en abrir, decidieron acceder al establecimiento comercial, advirtiendo que la menor se encontraba en un baño con la puerta cerrada.

Primo de la víctima llamó a la policía

Los agentes pudieron concretar que la víctima y su primo iban andando por la calle cuando este hombre los abordó, introduciéndose junto con la menor y dejando a su primo en la puerta, el cual tras pasar el tiempo y ver que su prima no salía, decidió llamar a la policía para narrarle lo sucedido. Los agentes tras constatar los hechos procedieron a la detención por abusos sexuales de este individuo, trasladándolo hasta las dependencias policiales de la comisaría local de Marbella.

Contactaba a la menor por WhatsApp

Ya detenido dicho individuo, los agentes del grupo de investigación procedieron al registro del establecimiento donde acaecieron los hechos, en aras de obtener todas las pruebas o vestigios que pudiera haber del delito cometido. En las gestiones de la investigación los agentes han podido constatar que la joven quedaba en verse con este hombre a través de la aplicación de mensajería WhatsApp, manteniendo los encuentros siempre en el mismo lugar.

Los investigadores han podido averiguar asimismo que los abusos sexuales sufridos por la menor podrían remontarse desde hace tres años

El individuo, de nacionalidad paraguaya y unos 50 años de edad, regentaba un negocio de venta de artículos de segunda mano, siendo éste el lugar utilizado para la presunta comisión de los abusos sexuales.

Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!