Un joven habría sido víctima de una paliza en uno de los parques públicos más conocidos de Madrid, según ABC. Un grupo de menores le habrían sorprendido para primero intentar robarle el móvil y después propinarle toda clase de golpes. Debido a estos, tuvo que acudir a un centro hospitalario.

Los hechos surgieron cuando el joven fue sorprendido por un menor que le pedía el móvil

Según informa durante el día de hoy el diario ABC, se ha podido conocer un ataque a un joven por parte de un grupo de menores. El suceso habría tenido lugar en las inmediaciones de la estación de Metro de Batán, situada en la Casa de Campo.

La víctima, de 19 años, tras separarse de sus amigos, fue sorprendido en primer lugar por un menor. Este le pidió que le entregase el teléfono móvil.

Ante la negativa del joven, el presunto ladrón se lanzó contra él para arrebatarle el teléfono móvil, provocando un forcejeo. En ese instante, según el diario ABC (que habría tenido acceso a la denuncia), un segundo individuo apareció en escena para empujar a la víctima y tirarla al suelo.

Otro grupo de menores apareció para propinarle patadas y puñetazos mientras estaba en el suelo

Ya en el suelo el muchacho de 19 años, de pronto habrían surgido varios sujetos más que no dudaron en lanzarse contra la víctima. Dichas personas, identificadas como menores, comenzaron a propinar toda suerte de patadas y puñetazos al joven, a quien además aprovecharon para robarle una riñonera con objetos personales.

Tras la brutal paliza, según informa este medio en su versión digital, tuvo que acudir al Hospital Clínico San Carlos a causa de las heridas provocadas por el asalto de este grupo de menores.

Tras acudir al hospital, el joven de 19 años acudió a interponer la correspondiente denuncia

Una vez evaluado el estado de la víctima en el complejo hospitalario, el joven de 19 años fue directamente a una comisaría de la Policía Nacional para presentar la correspondiente denuncia.

En dicho atestado comparte el parte de lesiones que le habrían entregado tras la exploración médica. Allí relata lo que le ha sucedido en la estación de Metro situada en uno de los accesos a la Casa de Campo.

La víctima habría conseguido identificar a dos de los menores que le asaltaron

Dentro del testimonio de la víctima, identifica a varios de los menores que le habrían asaltado y pegado.

En primer lugar, describe a uno de ellos como un varón de entre 16 y 18 años, de tez morena, delgado y con pelo rizado. También ofrece detalles sobre otro de los presuntos involucrados, de complexión oronda, de nuevo con pelo rizado y recuerda que en el momento del ataque llevaba un pantalón con el escudo de un famoso equipo de fútbol madrileño.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!