Un suceso ha conmocionado a un barrio de Madrid. Un individuo de 41 años de edad se habría quitado la vida tras presuntamente haber asesinado a su madre octogenaria. Unos hechos que ocurrieron durante el pasado sábado, pero que hoy han sido confirmados por diversos medios de comunicación regionales.

Un hombre se arroja desde un séptimo piso

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado a primera hora. Varios agentes de seguridad ciudadana se personaron en un domicilio del número 121 de la calle Camarena, situada en el barrio madrileño de Aluche. Se presentaron en dicha vivienda después de haber recibido en torno a las 7:45 de la mañana una llamada al servicio de Emergencias 112 donde una mujer visiblemente alterada afirmaba que había recibido un mensaje de despedida.

Al parecer era la novia del presunto parricida, que le habría enviado tanto a su cuñado como a ella un mensaje advirtiendo de que se iba a quitar la vida.

Rápidamente, cuando los agentes policiales entraron en el bloque de pisos del barrio madrileño de Aluche, se toparon con el cuerpo sin vida de un hombre de 41 años de edad, que se había tirado desde un balcón correspondiente a la séptima planta de ese mismo inmueble tras llevar a cabo diferentes pesquisas.

Inmediatamente las fuerzas de seguridad se pusieron en contacto con los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para poder penetrar en el domicilio del suicida. Una vez llegaron al lugar de los hechos, estos derribaron la puerta y al acceder a la vivienda se encontraron una escena no esperada: una mujer anciana yacía muerta dentro de este.

Antes de suicidarse, presuntamente le quitó la vida a su madre de 80 años

Comprobaron que se trataba de la madre del hombre de 41 años que se había tirado desde el balcón y que contaba con 80 años. Los sanitarios que se desplazaron al escenario del crimen comprobaron que la fallecida anciana contaba con signos externos de violencia, a la espera de la autopsia, como ha indicado un portavoz perteneciente a Emergencias 112.

Por ello, también acudió un equipo formado por miembros del Grupo de Delitos Violentos del equipo de Policía Científica, así como agentes especializados en homicidios a fin de iniciar un estudio de la escena de los hechos y abrir así una investigación.

Una vez llevada a cabo la autopsia y tras investigaciones policiales, los análisis apuntan a que el hombre de 41 años acudió al piso de la calle Camarena donde vivía su madre anciana.

Una vez en él, acabó con su vida por medio de la asfixia y posteriormente avisó tanto a su novia como a su cuñado de lo que iba a realizar a continuación: arrojarse por el balcón de un séptimo piso del mismo edificio del barrio madrileño de Aluche.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!