El despliegue en Rumanía de un destacamento del Ejército del Aire con seis cazas Eurofighter y 130 efectivos del Ala-11 en la base Mihail Kogalniceanu sita en la ciudad de Constanza, ha pasado casi desapercibido a la opinión pública aunque este se inició el pasado 1 de febrero con el envío de los aviones y el contingente en días sucesivos, en el contexto de la misión OTAN Policía Aérea Reforzada, EAP.

Con todo el destacamento enviado a Rumanía, denominado "Paznic" (Guardián), se han realizado en este primer mes de despliegue un total de 100 salidas y acumulado 200 horas de vuelo además de realizar su primera acción real el viernes 5 de marzo cuando dos Eurofighter del destacamento interceptaron dos cazas SU-30 rusos sobre el Mar Negro.

La interceptación

La alarma saltaba al mediodía del viernes en el Centro Operaciones Aéreas Combinadas, CAOC, de Torrejón, desde donde la OTAN dirige la defensa aérea del sur de Europa, al detectarse en el radar dos trazas no identificadas sobre el Mar Negro cerca de la frontera marítima rumana.

Al no detectarse el traspondedor de los aviones, ni estos responder a ningún plan de vuelo asignado al tráfico civil, el CAOC dio la alerta y dos Eurofighter del destacamento español fueron alertados y enviados a investigar descubriendo al llegar al punto de interceptación que se trataba de dos cazas rusos SU-30.

Según informó el portavoz del destacamento español, el comandante Hernández Medel, se siguió el procedimiento standard en estos casos, las cazas españoles se colocaron por detrás y a un flanco de las aeronaves interceptadas vigilándolas, pero sin ninguna provocación siguiéndolas en vuelo.

Los aviones rusos se mantuvieron en espacio aéreo internacional por lo que la alerta no paso de ser una rutinaria identificación en vuelo hasta que viraron al noreste hacia espacio aéreo de la Federación Rusa con lo que los Eurofighter volvieron a su base en Constanza aterrizando un poco más tarde.

Naturaleza de la misión EAP

Del mismo modo que en los Países Bálticos donde la OTAN despliega también destacamentos en la llamada Policía Aérea del Báltico, BAP, frente a incursiones aéreas rusas, la alianza despliega la misión EAP en su flanco sur ante las frecuentes operaciones aéreas rusas en ese sector diseñadas tanto para hacer acto de presencia como testar la capacidad de respuesta de la alianza.

Aunque frente a las Repúblicas Bálticas Rumanía si dispone de fuerza aérea, esta se considera como anticuada para confrontar con eficacia a una fuerza aérea tan potente como la rusa, pues la defensa aérea rumana descansa en vetustos cazas Mig-21, aunque modernizados por Israel, F-16 adquiridos de segunda mano a Portugal y MIG-29 comprados a la URSS en la época soviética. Por ello, la alianza estableció el envío de destacamentos de refuerzo a las autoridades rumanas en la misión EAP para disuadir y controlar las frecuentes incursiones rusas.

De esta manera destacamentos de las fuerzas aéreas de Canadá, Italia, Portugal y Reino Unido se han desplegado sucesivamente en Rumanía tocándole en esta ocasión a España, que mantendrá el despliegue de este destacamento “Paznic” hasta el 31 de marzo en que será relevado por otra unidad aérea de la OTAN.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!