Un hombre escocés ha sufrido un grave accidente y fue testigo de ver como perdía su lengua en una discusión y después una gaviota se la comía. El suceso ocurría cuando el afectado se encontraba discutiendo con una mujer. La situación se enrareció y se puso violenta entre ambos hasta llegar al punto de perder parte de la lengua. La que en el mismo momento sirvió de alimento a una gaviota que no dudó en comérsela.

Un extraño suceso desemboca en pérdida de la lengua y una gaviota se la come

De acuerdo a los hechos sucedidos el final fue muy doloroso.

Y en esta ocasión, una gaviota que es un animal depredador por naturaleza ha sido protagonista de este más que extraño y doloroso suceso. Según han informado medios locales británicos, una pareja se encontraba discutiendo acaloradamente cuando la mujer se acercó para besar al hombre, pero terminó mordiéndole la lengua para sorpresa del hombre. Una oportunidad que no desperdició una gaviota que merodeaba en la zona y que aprovechó para comerse el músculo amputado.

Explicación de los hechos ocurridos

Los medios periodísticos han informado que una pareja formada por Bethaney Ryan y James McKenzie está siendo juzgada por el Tribunal de Justicia de Edimburgo por mantener una discusión que ha terminado con la amputación de la lengua de James Mckenzie, algo que podría considerarse violencia de género.

Y es que, parece ser que Mckenzie y Ryan discutían cuando el hombre se acercó a Bethaney con el puño cerrado y en actitud amenazante. Pese a la sorpresa de muchos, la mujer respondió besándole en la boca. Sin embargo, no se trataba de un beso normal si no de lo que se denomina como "beso chico".

Fue entonces cuando la mujer aprovechó el despiste de James McKenzie y le mordió la lengua hasta el punto en el que le seccionó aproximadamente tres centímetros de la misma.

El hombre, nervioso, asustado y dolorido, escupió el músculo que Beathaney le había amputado. Pero la mala suerte solo había comenzado para James que vio cómo una gaviota que se encontraba merodeando cerca de ellos se acercó al trozo de lengua ensangrentado que había tirado en el suelo y lo engulló rápidamente. Aunque James McKenzie actuó con rapidez llamando a las autoridades no consiguió recuperar el trozo de lengua amputado ya que la gaviota salió volando rápidamente.

Bethaney Ryan reconoce su culpabilidad y asume las consecuencias de sus actos

Según las últimas informaciones de las que se dispone, Bethaney Ryan, ha reconocido ser culpable de causar una dolorosa y aparatosa lesión a James McKenzie. También se declara culpable de besarlo y morderle la lengua hasta conseguir amputarle parte de la misma causándole una desfiguración permanente. Además, en la actualidad se encuentra esperando la sentencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!