Pekín se prepara para recibir una delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estudiará el origen del Coronavirus. La procedencia de la enfermedad es aún motivo de discusión entre los expertos a nivel mundial, por lo que con esta nueva investigación se busca averiguar el origen del coronavirus para esclarecer la manera en la que se desató la pandemia. El objetivo es analizar detalladamente los primeros casos de coronavirus en humanos y tomar muestras de lugares como granjas o mercados donde pudo surgir el virus. En concreto las investigaciones se centrarán en la ciudad de Wuhan, donde comenzó el brote a finales del año 2019.

Se busca probar que no surgió de un laboratorio de Wuhan

Recientemente, Estados Unidos ha manifestado la teoría de que el coronavirus salió de un laboratorio de Wuhan. Esta tesis, que defiende que el virus SARS-CoV-2 fue creado por científicos en la ciudad china, había sido escuchada con anterioridad y, aunque existe consenso científico en contra, ha sido defendida por la administración de Donald Trump y por el propio presidente estadounidense. El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ha manifestado que "no tenemos ninguna certeza, pero hay pruebas significativas de que procede de un laboratorio". Por su parte, la OMS ha reiterado en numerosas ocasiones que se trata de una teoría infundada y cuenta con el apoyo del colectivo científico mundial.

La nueva investigación que se llevará a cabo en China pretende acabar de una vez por todas con las conjeturas y ofrecer una versión verídica y definitiva del origen del coronavirus.

La causante podría ser una mutación natural

Todas las pruebas disponibles hasta la fecha sugieren que el virus tiene un origen animal natural y no ha sido manipulado genéticamente ni fabricado por los humanos.

En concreto, las apuestas se dirigen hacia el murciélago de herradura que, debido a su escaso contacto con los seres humanos, habría precisado de un animal intermediario salvaje o domesticado para actuar como transmisor. Este intermediario podría ser la civeta o el pangolín. La delegación de la OMS contará con la ayuda de las autoridades chinas después de que el gobierno del gigante asiático aceptara la investigación.

Según la portavoz del Ministerio de Exteriores en Pekín, Hua Chunying, "es un momento adecuado" para realizar el nuevo estudio.

La importancia de conocer el origen del coronavirus

Tal y como ha asegurado la epidemióloga María Van Kerkhove, "es de una importancia vital para la salud pública, porque sin saber cuál es el origen animal, es difícil que podamos intentar prevenir que esto se repita en el futuro”. Así pues, el objetivo es analizar el mayor número de muestras posible, así como estudiar las características de los primeros casos de contagios conocidos en China, para establecer un punto de partida del coronavirus. Conociendo exactamente la procedencia de la enfermedad se podrán establecer protocolos que permitan evitar que vuelva a producirse una pandemia similar en el futuro.

Esto, unido a la concienciación ciudadana entorno al riesgo de contagio y las nuevas normas de higiene y distanciamiento social, podrá contribuir a reducir la gravedad de la pandemia y caminar a paso firme hacia la vuelta a la normalidad en todos los países afectados.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!