En una entrevista al diario The Washington Post, el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, aseguró que la Asamblea Nacional posiblemente estudiaría la opción de una intervención militar de EE.UU. y que, en caso de ser necesaria, la aprobaría. Sin embargo, dejó claro que cualquier apoyo estadounidense debe hacerse junto a las fuerzas venezolanas que están contra Nicolás Maduro.

"Querido amigo, embajador John Bolton, gracias por toda la ayuda que ha prestado a esta causa.

Gracias por la opción, la evaluaremos y probablemente la Asamblea la tenga en cuenta para resolver esta crisis. En caso de ser necesaria, tal vez la aprobemos" respondió Guaidó al preguntarle si aceptaría la intervención militar de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Venezuela. Y aunque esta opción sigue siendo, en gran medida, impopular incluso entre los venezolanos que se oponen a Maduro, Guaidó dijo que las recientes deliberaciones sobre opciones militares en Washington son "una gran noticia".

"Es una gran noticia para Venezuela porque nosotros estamos evaluando todas las opciones. Es bueno saber que aliados tan importantes, como EE.UU., están analizando también todas las opciones. Eso nos da la posibilidad de saber que, si necesitamos cooperación, la podemos tener", explicó. Después de una semana difícil en la que el martes se desmoronó un plan para derrocar al presidente Nicolás Maduro, Guaidó reconoció que la oposición calculó mal su apoyo dentro del ejército.

"Tal vez esto sucedió porque aún necesitamos a más soldados y a más funcionarios del régimen que deseen apoyar el alzamiento, que respalden la Constitución, creo que las variables son obvias llegados a este punto", concluyó.

La llamada "Operación Libertad" tuvo errores

El pasado martes 30 de abril, al esperar que más militares se unieran a la llamada "Operación Libertad" con la que se esperaba el cese definitivo del mandato de Nicolás Maduro, Guaidó aceptó que esperaba que al presentarse deserciones dentro del ejército, Maduro dimitiese.

"Hemos estado haciendo esto durante 20 años" dijo Guaidó refiriéndose al surgimiento de izquierda de Hugo Chávez, quién murió en 2013 después de nombrar a Maduro como su sucesor. "Sentirse frustrado y cansado es parte de esto, pero los venezolanos han demostrado que siempre vuelven a pelear cuando tienen que hacerlo".

Negociar con Nicolás Maduro

Frente a la opción de conversaciones oficiales con el campamento de Maduro, Guaidó reiteró que no es viable.

"Eso sucedió en 2014, en 2016, en 2017, el fin de la usurpación es una condición previa para cualquier diálogo posible". Y aunque los eventos muestran que la oposición aún no es tan fuerte como se esperaba, aseguró que Maduro se muestra cada vez más débil y "tiene miedo" pues a pesar de este levantamiento pacífico no se ha presentado ninguna orden de captura contra Guaidó.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más