China envió una protesta formal a Washington debido a la escala realizada por la Presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, en Estados Unido donde visitó la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) en la ciudad de Houston. La visita se llevó a cabo al regresar de Paraguay y Belice, dos de los 18 países que mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán, que China considera parte de su territorio, en contra de las aspiraciones de independencia de Taipei.

China manifiesta su descontento al respecto

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Lu Kang dijo a los periodistas que Pekín "se va a oponer siempre a que cualquier país ofrezca conveniencias y lugares para que personas relevantes de Taiwán conduzcan estas actividades. Hacemos clara nuestra posición ante los países pertinentes", agregó.

La visita a la NASA se trató de una rara presencia de una líder taiwanés en una instalación oficial del gobierno norteamericano que según el gobierno chino fue disfrazada como una visita de otra índole dadas las circunstancias que sucedieron a la llegada del lider taiwanés.

Tsai hizo un discurso en la Librería Presidencial Ronald Reagan en California. Es la primera intervención pública de una líder de Taiwán en Estados Unidos en más de una década, lo cual se ha considerado un hecho histórico.

"Quiero reconocer y agradecer a todas las personas del gobierno de EE.UU. que han hecho de mi visita a Texas algo increíble y lleno de memorias", escribió Tsai en Twitter. "Mi administración seguirá reforzando todos los aspectos de las relaciones entre Taiwán y Estados Unidos", agregó.

Los países que mantienen lazos diplomáticos con Pekín no pueden tener vínculos con Taipei y viceversa.

A pesar de que Estados Unidos era el principal proveedor de armas para Taiwán, ambos bandos cortaron las relaciones diplomáticas en 1979, cuando Washington pasó a reconocer a Pekín en lugar de Taipei. La visita de Tsai, del Partido Democrático Progresista (DPP) pro-independencia surge en una época de crecientes disputas comerciales entre Pekín y Washington, suscitadas por la política de Pekín para el sector tecnológico.

Taiwán, la isla donde se refugió el antiguo gobierno chino después de que el Partido Comunista tomara el poder en el continente en 1949 se asume como República de China, pero Pekín la considera una provincia china y amenaza con usar la fuerza si declara independencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más