Tras la dimisión, por edad, de su predecesor el cardenal Jorge Urosa Savino, el papa Francisco, designó al monseñor Baltazar Porras como nuevo “administrador apostólico” de la Archidiócesis de Caracas, en Venezuela. El cardenal Baltazar Porras, asumió dicho cargado en días pasados, en contra de la opinión del presidente venezolano Nicolás Maduro. Cabe destacar que Baltazar Porras, es considerado como un fuerte crítico al régimen del gobierno actual de Venezuela.

Fue designado por el papa

Monseñor Baltazar Porras es un cardenal de la iglesia católica venezolana, con una larga trayectoria en su vida como religioso. Se desempeñó como arzobispo de la Archidiócesis de Mérida, además de ser cronista oficial del estado Mérida y fue nombrado cardenal por el papa Francisco en el año 2016, en una misa celebrada en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Tras la dimisión del cardenal Jorge Urosa Savino, anterior arzobispo de Caracas, el cardenal Porras fue designado por el papa como su sucesor, sin embargo, el régimen de Nicolás Maduro ha mostrado un contundente rechazo a tal nombramiento.

Cabe destacar, que monseñor Baltazar Porras ha sido un fuerte crítico, del actual Gobierno venezolano, quien lo considera como su “principal enemigo” dentro de la iglesia venezolana.

Sin embargo, el Vaticano decidió nombrarlo como “administrador apostólico” de la Archidiócesis de Caracas, cargo que asumió Baltazar Porras, hace apenas una semana, el pasado 24 de julio.

¿Por qué es considerado un “enemigo” por el gobierno venezolano?

Monseñor Porras siempre ha sido un duro crítico del gobierno del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, haciéndose evidente en sus declaraciones, donde ha calificado, por ejemplo, a los europeos de “débiles” ante el gobierno venezolano, e incluso por su supuesta reunión con miembros del gobierno estadounidense.

Esta línea de acción, ha continuado durante el tiempo de mandato de Nicolás Maduro, cuestionando su actuación, de hecho ha sido fuerte la controversia entre el gobierno y la iglesia. Esto se hizo más polémico, cuando Porras denunció en el 2017 que el gobierno de Maduro evadió las presiones del momento, “utilizando” su encuentro con el Papa a su favor.

Por otro lado, con el apoyo de los máximos líderes de la iglesia venezolana, entre los que esta Porras, los sacerdotes continuamente denuncian en las misas, la corrupción, la continua violación de los derechos humanos y la grave crisis alimentaria y de salud atraviesan que los venezolanos.

Es por esto que, el régimen del gobierno venezolano mostró un evidente rechazo a la designación de monseñor Baltazar Porras como arzobispo de Caracas, pero el Papa, en lo que algunos especialistas en el tema, catalogan como una “estrategia”, lo nombró como “administrador apostólico” de esa Archidiócesis .

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más