Sigue con mano dura la tolerancia cero declarada por el gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y es que además de la reciente polémica por la separación de los niños a sus padres por haber cruzado ilegalmente la frontera, siguen los operativos en lugares, incluso alejados de las fronteras. Uno de los operativos más grandes en años se ejecutó en la localidad de Ohio.

Operativo de detención de grandes proporciones

146 personas fueron arrestadas en una fábrica proveedora de carnes, tras una investigación realizada donde descubrieron que la mayoría de los trabajadores del lugar eran ilegales, y se registró como la redada más grande en un lugar de trabajo en los últimos diez años.

Luego de ésta acción, las empresas aledañas encendieron sus alarmas de alerta, e informaron a sus trabajadores que los que no estuvieran en regla con sus documentos tenían que irse, y casi 80 personas huyeron de sus trabajos y del lugar donde residían.

ICE inmigración y aduanas han sido implacables desde el decreto de tolerancia cero, tomando en cuenta los 2300 niños que fueron separados a la fuerza de sus padres por cruzar la frontera de manera ilegal.

Inmigrantes realizan el trabajo fuerte y manual en Estados Unidos

Peter Skerry, profesor en ciencias políticas dijo en el año 2013 que la mayoría de los ciudadanos estadounidense se habían vuelto dependientes de los trabajadores inmigrantes ilegales, ya que por su condición, solían trabajar por jornadas extras y recibiendo un pago muy bajo.

Los empleadores se quejan ya que el número de visados temporales que se asignan a los extranjeros ha bajado, y se empiezan a notar falta de empleados en los trabajos agrícolas, pues éstos difícilmente serán ocupados por un estadounidense.

Ésto a su vez puede llevar a el cierre de varias empresas que no podrían subsistir sin la mano de obra de los trabajadores inmigrantes.

Por su parte, las autoridades estadounidenses hacen caso omiso a éstas opiniones y por el contrario manifiestan que por emplear a personas ilegales se hace atractivo sungreso a Estados Unidos de manera ilegal, y de igual manera ratificaron que quienes empleen a personas en esas condiciones recibirán sanciones y castigos.

En Norwalk, donde se llevaron a cabo éstas redadas, Donald Trump ganó las elecciones por una amplia ventaja, y los habitantes apoyan las acciones puestas en marcha por parte del gobierno hacia los inmigrantes ilegales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más