El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respaldó la expulsión de inmigrantes ilegales "sin jueces o tribunales", en medio de la gran controversia que ha surgido sobre la entrada ilegal de inmigrantes a través de la frontera con México y las críticas que recibió el presidente al separar familias de migrantes y colocar a los menores lejos de sus padres.

"No podemos permitir que todas estas personas invadan nuestro país, cuando alguien alguien ingrese en el país tenemos que devolverlo al lugar de donde proviene inmediatamente, sin jueces o tribunales", dijo Trump a través de Twitter.

El tweet de Trump se produce apenas dos días después de que aparentemente respondiera a las llamadas para descartar su política de inmigración que en las seis semanas desde que entró en vigor, más de 2.000 niños fueron detenidos.

El presidente Trump retoma discusión sobre medidas migratorias

En su cuenta Twitter, el mandatario estadounidense retomó la discusión sobre leyes migratorias que han puesto a su administración en el bajo críticas y rechazos, debido a la separación de más de 2.000 niños de sus padres en la frontera.

El presidente ha utilizó palabras fuertes y directa en varias ocasiones sobre las medidas migratorias que han generado un movimiento nacional en su contra. El presidente ha pedido a los congresistas del partido demócrata avanzar con leyes más duras.

El presidente Trump se arrepintió de separar a familias de migrantes

Las imágenes que mostraban a los jóvenes en jaulas bajo mantas de papel de aluminio entregadas para mantenerlos calientes mientras sus padres eran procesados ​​por ingresar a Estados Unidos conmocionaron al mundo de forma ilegal y provocaron las súplicas de Trump para que revise la ley.

Luego el presidente Trump al parecer se dio cuenta de que no fue una buena idea separar a miles de niños migrantes de sus padres. Dijo que quería reunir a las familias separadas cuando la Primera Dama Melania voló a Texas para reunirse con los afectados.

Los inmigrantes tienen derecho a un juicio

La Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos garantiza que nadie puede ser "privado de la vida, la libertad o la propiedad sin el debido proceso legal".

En 1953 , el Tribunal Supremo aclaró este derecho extendido a ciudadanos no estadounidenses.

En Estados Unidos, cuando los inmigrantes son detenidos por su estatus Ilegal, tienen derecho a un proceso legal, mediante se decide si deben ser sacados del país o, si, por el contrario, pueden permanecer porque tienen derecho a solicitar una petición de asilo.

Las declaraciones de este domingo de Donald Trump a través de su cuenta Twitter afirma una vez más sus exigentes propuestas contra la inmigración ilegal.

En abril, su Gobierno implementó una política de "tolerancia cero" con la inmigración ilegal, que lleva a procesar a los adultos que llegan irregularmente al país, algo que antes no se hacía y que originó la separación de los niños de sus padres cuando estos eran privados de libertad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más