Luego de 8 días de travesía, finalmente España recibe en el puerto de Valencia a los 629 inmigrantes de varias nacionalidades que fueron rescatados por la embarcación Aquarius, de las Costas de Libia. Después de desatarse una crisis humanitaria generada por la negativa de Italia y Malta a abrir sus puertos a los inmigrantes, el día de hoy han desembarcado en el puerto de Valencia. Los ocupantes de la embarcación fueron recibidos con una gran ovación por todos aquellos que se mantuvieron involucrados y a la espera del desenlace de este rescate.

Dos horas duró el desembarco de las personas que se encontraban a bordo del Orione, embarcación de la armada Italiana, perteneciente a la flota del Aquarius y que fue el último en bajar las personas a bordo. Toda la operación de desembarco fue culminada alrededor de las 7.40 horas.

Fueron trasladadas a hospitales 44 personas con distintas afecciones, deshidratación, insuficiencia respiratoria, heridas, aspiración de agua, mareos y quemaduras.

Entre los desembarcados se encontraba una mujer embarazada. La Cruz Roja está atendiendo estas personas una vez desembarcaron prestándoles también ayuda psicológica para ayudarlas en el manejo de las emociones.

Se les otorgan identificaciones y tarjeta sanitarias de los inmigrantes

Los inmigrantes han sido recibidos con una pancarta de bienvenida a casa, así mismo, los autobuses donde eran trasladados llevan un escrito de la declaración de los Derechos Humanos, toda persona tiene derecho a la vida y nadie debe ser sometido a esclavitud.

Tras cumplir el ciclo de examen físico de salud, los inmigrantes proceden a ser identificados y otorgarles una tarjeta sanitaria, para lo cual se toman sus datos personales y se registra su lugar de origen, con ello obtienen un permiso especial que dura 45 días. Cientos de personas han participados en estos operativos, unas 2.300 entre voluntarios de la Cruz Roja, ONG, técnicos, traductores, sanitarios y policías.

España se solidariza con el Aquarius

Este evento ha mostrado una imagen solidaria de España y ha dado la oportunidad a un buen número de personas de demostrar otra faceta del país, pues ha salido al rescate de los inmigrantes cuando otros países no quisieron recibirlos.

Por su parte el presidente Pedro Sánchez ha aprovechado el desembarco del Aquarius para proponer un giro diferente en las políticas migratorias en Europa, que a su vez le servirá para impulsar su proyecto político.

Esta decisión también tuvo su repercusión tanto dentro de su gobierno, donde fue ampliamente aceptada por todos y en el exterior, pues se recibió la propuesta del gobierno francés, de que recibirá a los inmigrantes que quieran fijar su lugar de residencia en ese país.

Ahora se discuten las medidas que tomara España con los inmigrantes luego de que transcurran los 45 días del permiso especial, sobre todo con los menores de edad que viajan sin su representante.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más