Los hechos ocurrieron el sábado 13 por la noche, en una zona muy asistida en París, donde se encuentran diferentes restaurantes, teatros y bares. El atacante dejó al menos una persona muerta y otras cuatro heridas, siendo dos de ellas afectadas gravemente, mientras que algunas fuentes comentan que hubo hasta 7 heridos. Luego de la medianoche, uno de los inspectores llamado François Molins confirmó que se estaba indagando sobre el hecho como un acto terrorista.

El ataque sucedió minutos antes de las 9 de la noche, y según algunos testimonios de las personas que presenciaron los hechos, afirmaban que el hombre gritaba “Allahu Akbar” (Alá es grande), mientras que armado con un cuchillo comenzó a apuñalar sin distinción alguna a las personas que caminaban por el sitio, hasta que el mismo fue dado de baja por los policías que llegaron rápidamente al sitio de los hechos en la calle Mosigny.

Para que luego, de pasadas 2 horas el jefe policial, Pierre Gaudin, llegara al lugar del atentado escoltado por demás policías.

Según la información proveniente de los cuerpos policiales, confirman que el sujeto posee todas las cualidades para que el hecho sea confirmado como un ataque terrorista. Además, se han conocido ataques similares por toda Europa por armas blancas hacia varios civiles.

Declaraciones en las redes sociales

Gérard Collom, quien es ministro del Interior reaccionó en por medio de su cuenta en twitter “saludando la sangré fría y la capacidad de respuestas de los policías que neutralizaron al agresor” además mencionó que “sus primeros pensamientos iban hacia las víctimas de este acto atroz”.

Luego de lo sucedido, el ministro convocó una reunión del Estado Mayor el día domingo para investigar los hechos con los cuerpos policiales y de lucha antiterrorista.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también manifestó por su cuenta de twitter que el país no dejará pasar por alto ésta amenaza que ha cobrado con la vida de 245 personas desde los atentados del 2015. Enfatizó “Francia paga una vez más el precio de la sangre, pero no cede ni un ápice a los enemigos de la libertad”.

Pronunciamiento del estado islámico

Más tarde, una grabación que fue difundida por la ISIS Amaq y luego recobrada por el centro estadounidense para la vigilancia de sitios islamista (SITE, por sus siglas en inglés), mostraba a un joven con la cara tapada, pero en coincidencia con su parte superior del rostro y las fotos del agresor publicadas en el periódico francés, quien se demuestra un testimonio de lealtad, en francés, con respecto al líder islámico Abu Bakr al Bagdadi.

Aunque el sujeto no cargaba con antecedentes judiciales, igual estaba señalado como radicalizado, pero no fue motivo de alerta para las autoridades policiales de Francia.

El joven, nació en Chechenia en noviembre de 1997, residenciado en París pero crecido en Estrasburgo. En el año 2010 al igual que su madre, ambos obtuvieron la nacionalidad francesa, declaró el representante del Gobierno, Benjamin Griveaux.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más