Enmanuel Macron, presidente de Francia, aprovecho su discurso frente al congreso de los EE.UU. Para denunciar el nacionalismo y el aislacionismo.

Macron opino que políticas como esas eran una gran amenaza para la prosperidad global.

Tal discurso fue vito inmediatamente como un ataque por la agencia de America First del presidente Dolad Trump.

El Sr. Macron, además, añadió en su discurso las diferencias sobre el comercio mundial, Irán y el medio ambiente, aparentemente en contraste con la cálida sencillez de su visita hasta el momento.

Macron ha forjado una fuerte relación con el líder Trump, y se encuentra en Washington como el primer líder extranjero en establecerse en la casa blanca de los EE.UU.

Pero los argumentos del presidente Macron han demostrado que estos dos no están de acuerdo en todos los temas.

Macron dijo que el aislacionismo y el nacionalismo pueden ser una tentación, al ser una solución temporal a nuestros miedos.

Pero cerrar la puerta al mundo no dará paro a la revolución mundial. No apagara, sino, aumentara las llamas de los temores de nuestros civiles.

Añadió: No permitiremos que las acciones sin control del nacionalismo extremo azote el mundo lleno de esperanzas en cuanto a una mejor prosperidad. Mr. Macron dijo que EE.UU. Había creado el multilateralismo y que en estos momentos precisa reinventarlo para tener un nuevo orden mundial del siglo XXI.

Comento que la alianza militar de la ONU y la OTAN podrían no tener las capacidades de cumplir sus leyes y asegurar la estabilidad si Occidente pasaba por alto los nuevos peligros que salen a la luz en el mundo.

Macron ha dado una clase magistral a otros líderes mundiales en cuanto a cómo tratar a Dolad Trump: te acomodas de cerca, lo halagas cuanto sea necesario, para luego dar un gran golpe.

También comento sobre la relación muy especial entre EE.UU.Y Francia, Algo que pudo haber causado que muchos en Downing Street escupieran su te.

En un discurso inteligentemente elaborado, empezó con el pacto entre el y Trump que, según algunos, fue demasiado cordial. Pero luego empezaron los golpes, y fueron golpes contundentes, dirigidos directamente a la agencia política de Donald Trump. Sobre el libre comercio, sobre lo importante que es la ciencia, sobre la desigualdad, y sobre las políticas deTrump.

Después, tomo atrevidamente el eslogan Make America GreatAgain de Donald Trump para hablar sobre el medio ambiente y la relevancia que tiene el tratado sobre el cambio climático, del cual los EE.UU.

Se ha apartado. Dijo que era hora de hacer que la Tierra volviera a ser hermosa.

Tal discurso fue detenido por enaltecidos aplausos. Este fue un momento muy importante en el Congreso de los Estados Unidos. Enmanuel Macron se ha vuelto en un líder mundial que propone una visión del mundo diferente y competitiva para el líder de EE.UU., Siempre que mantiene una honradez con él. Esa es una hazaña política.

En cuanto al comercio se refiere, Macron comento que la guerra comercial no es la respuesta adecuada, ya que acabaría con los empleos y subirían los precios, y agrego: Deberíamos negociar a través de la Organización Mundial del Comercio.

Debemos seguir nuestras propias reglas.

Trump ha dicho en el pasado que las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar. Se ha disputado contra Europa y china con nuevas imposiciones, alegando que Estados Unidos ha sufrido prácticas comerciales fraudulentas.

En cuanto a otros temas como el de los acuerdos nucleares con Irán, Macron dijo que su país no abandonaría tal acuerdo con Teherán el cual fue acordado por las potencias mundiales cuando el presidente Barack Obama estaba al poder. Dicho acuerdo fue calificado por Trump como Terrible.

Macron comento: acuerdo no podría afrontar todas las preocupaciones y necesidades. Esto es cierto. Pero no deberíamos darle de baja sin tener razones más sustanciales.

¿Cómo fue visto tal discurso por el congreso?

El demócrata de la cámara de representantes, Adam Schiff, dijo que el señor Macron había dado a conocer más de una contradicción directa, lo cual el presidente no se esperaba, diciendo a la AFP: Hubo unos cuantos momentos incomodos en el lado republicano.

El senador republicano Jeff Flake comento que tal discurso fue muy en contra con lo que es el trumpismo; muy contrario a una agenda de América First. Pero el líder republicano, Kevin McCarthy alego que dicho discurso no merecía ningún tipo de reproche. Dijo que cree en el comercio libre y justo. Eso es exactamente lo que pidió el presidente, dijo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más