Las muertes por #MALTRATO INFANTIL y negligencia en los Estados Unidos generalmente van en aumento. Texas [VIDEO]e Indiana, pintan un panorama sombrío para los niños residentes de los estados, según datos publicados esta semana por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Según el informe, un total de 1.700 muertes infantiles, causadas por maltrato, se reportaron en 2016, en comparación con 1589 el año anterior, lo que se tradujo en un aumento del siete por ciento. Los datos fueron recolectados de todos los estados, incluidos Puerto Rico y el Distrito de Columbia, y excluyendo Maine.

El gran aumento en la cantidad de muertes por abuso infantil en todo el país se remonta a Indiana y Texas, que reportaron el mayor aumento.

En Indiana, la cifra se duplicó de 34 a 70, mientras que Texas aumentó de 162 a 217.

Agencias problemáticas de bienestar infantil

En gran parte, la culpa del aumento en las muertes por abuso infantil se debió a una agencia de bienestar infantil disfuncional, poco dotada de personal, poco financiada y en disputa en Indiana. En diciembre, por ejemplo, los problemas en la agencia de bienestar infantil de Indiana se hicieron evidentes después de que el director del Departamento de Servicios para Menores renunciara enfadado.

Durante su renuncia, la directora, Mary Beth Bonaventura, escribió una mordaz carta en la que acusaba al gobernador de Indiana, Eric Holcomb, de cambios en la administración e introducía recortes en los servicios que ponían en peligro las vidas de los niños abusados.

La Sra. Bonaventura afirmó en su carta que optó por renunciar en lugar de ser cómplice en un sistema que disminuía la seguridad y el bienestar de los niños, que no tenían a dónde acudir.

En Texas [VIDEO], sin embargo, las muertes infantiles han tenido una tendencia al alza, a pesar de los grandes cambios de gestión de alto nivel y la nueva legislación.

El sistema de cuidado de crianza ha sido un fracaso

En un fallo de enero, el juez federal Janis Graham Jack declaró que el Sistema de Crianza Temporal de Texas estaba en ruinas y requería mejoras importantes en las áreas de mantenimiento de registros y colocación en hogares de guarda. En una jugada sorpresa, el gobierno de Texas apeló el fallo.

El informe de la oficina del Servicio para Niños de HHS publicado esta semana tuvo revelaciones más impactantes; El 70 por ciento de las víctimas mortales tenían menos de tres años. La tasa de #mortalidad fue más alta en los niños en comparación con las niñas, y los niños afroamericanos representaron el mayor número de muertes en comparación con los blancos y los hispanos.

El informe también reveló que los padres, actuando solos o con otras personas, fueron responsables del 78 por ciento de todas las muertes por abuso infantil.

En 2016, una comisión creada por el Congreso y encargada de investigar el aumento de muertes por #negligencia infantil, concluyó que el gobierno de los Estados Unidos carecía de estrategias coherentes y efectivas para reducir el número de muertes relacionadas con niños.