2

Ayer 14 de febrero tuvo lugar un tiroteo [VIDEO] en la escuela secundaria Stoneman Douglas en Parlkand, Florida. Un antiguo estudiante, Nikolas Cruz, se internó en el centro armado con un rifle y provocó la muerte de 17 personas y la hospitalización de otra decena de víctimas. Pero ¿quién es Nikolas Cruz?

Una vida familiar marcada por la muerte

Nikolas fue adoptado al nacer por Lynda y Roger Cruz. La pareja adoptó al joven y a su hermano biológico poco después de mudarse desde Long Island a Broward County. Lynda era ama de casa y Roger trabajaba en publicidad. Aunque ya eran algo mayores (rondaban los 50) cuando adoptaron a los niños, siempre habían querido tener hijos.

Aunque creció en un ambiente sano y feliz, la muerte de sus padres marcó el cambio de carácter que algunos de sus compañeros menciona. Roger murió de un ataque al corazón cuando Nikolas tenía seis años, y Lynda fue la encargada de criar a los dos chicos sola hasta que murió de neumonía el noviembre pasado. Fue una muerte inesperada que golpeó al joven con fuerza.

Al quedarse huérfano, Nikolas de mudó con la familia de uno de sus amigos cerca de Acción de Gracias. La familia le abrió las puertas de su hogar, pero la cosa no funcionó. Para entonces, Cruz ya tenía el rifle AR-15, que compró legalmente. Lo mantenía en su habitación bajo llave.

Su vida escolar

El sospechoso de la masacre no siempre fue un chico violento. Una de sus compañeras, Dakota Mutchler, reconoce que “era raro, pero no era nada alarmante”.

A lo largo de sus años de instituto, dice que “comenzó a volverse cada vez más raro”. Comenzó a vender cuchillos, a subir fotos a Instagram con armas de fuego y a postear sobre matar animales.

A medida que cambiaba su comportamiento, muchos de sus amigos comenzaron a alejarse de él y se convirtió en un joven solitario y callado. Otro de sus compañeros, Brandon Minoff, comenta que “me dijo que tenía aspiraciones de unirse al ejército. Le gustaba cazar”.

Era un rumor entre todos los estudiantes [VIDEO] que Cruz podría llevar a cabo una masacre como la que acabó cometiendo. Mutchler decía al respecto: “creo que todo el mundo pensaba que si alguien hacía algo así, sería él”.

Pero no sólo los alumnos tenían sospechas sobre Nikolas. La administración del instituto envío una circular a todos sus profesores para que observaran su comportamiento tras convertirse en un chico problemático. Además de las peleas en las que se metía, otro de los motivos de su expulsión fue el hallazgo de balas en su mochila.

Finalmente, cuando el joven fue expulsado, se comunicó al personal que Cruz no tenía permitido entrar en el campus con una mochila, después de haber amenazado a varios compañeros.

Un perfil digital violento

Aunque la policía ha confiscado el rifle que usó durante el Tiroteo, siguen buscando posibles armas adicionales con las que Nikolas posaba en las fotos que subía a su cuenta de Instagram. Y es que su perfil digital es un muestrario de violencia y armas de fuego.

En algunas de sus fotografías se le puede ver con, al menos, seis rifles y pistolas a las que llamaba “su arsenal”. En otra, enseñaba una caja de balas de gran calibre con el título “me costó 30 dólares”. Una de ellas, incluso, mostraba el cuerpo sangriento de una rana muerta.

Aún con todas las señales que el ambiente que le rodeaba veían claramente, no se llevó a cabo ninguna intervención. El superintendente Robert Runcie ha admitido que “no recibimos ninguna advertencia. Han podido haber señales potenciales, pero nadie nos llamó ni nos advirtió nada”.

Tras ser detenido y ser puesto bajo custodia de la policía, aún no se han revelado los cargos que se imputará.