Parecía ser desde hace muchos años atrás que argentina no estaba acostumbrada a tener gente dócil, o discreta, dentro de sus filas políticas y de relación con el poder. Demasiado acostumbrado a la imagen de una Jefa de Estado con un peinado escarmenado en tonos fuego, atuendos y joyas dignos de una telenovela venezolana mezclado todo en un dudoso gusto, el país que proyectaba Cristina Fernández de Kirchner distaba mucho del garbo y la elegancia que la Argentina ha respirado toda la vida, y que son, en parte, indispensables para la imagen de un país y su proyección en el extranjero.

La actual Primera Dama de la República, María Juliana Awada (Villa Ballester, 1974) parece ir de a poco ganándose simpatizantes tanto en el oficialismo de su marido, el presidente Mauricio Macri, como en la oposición. Así lo demuestra la última encuesta realizada por Managament & Fit y el consultor especialista en imagen pública Durán Barba. Sus resultados demuestran que Juliana Awada "no irradia una imagen de soberbia como otras mujeres de políticos, sino todo lo contrario.

La ciudadanía le atribuye virtudes de sencillez, calidez y una imagen familiar muy fuerte", apunta Barba. "La gente la ve solo como esposa, y eso da mucha tranquilidad. Toda esa idea de los Kirchner donde la Política estaba para agredir, en Awada no existe ni le interesa, y eso es bueno".

En los últimos meses, Awada ha comenzado a aumentar su perfil mediático con viajes a Santiago del Estero, Chaco, Misiones, Entre Ríos y Chubut para participar de actividades oficiales acompañada por su marido o sin él.

Se ha movido como pez en el agua en el lobby macrista para las relaciones internacionales del país, como con la Reina Máxima, el Papa Francisco o el Presidente de Estados Unidos Barack Obama junto a su esposa Michelle. "Con Awada se vuelve a un estilo de Primera Dama más tradicional, muy diferente de ese doble comando que eran Néstor y Cristina Kirchner", afirma la encuestadora argentina Römer y Asociados.

La revista Vogue definió recientemente a Awada como una versión moderna de Jackie Kennedy, considerándola como una mujer "inteligente, elegante y con estilo dentro de la política".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más