A pesar de ser una euroescéptica, el Partido Conservador, la contó entre los defensores de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.May se mantuvo en actitud conciliadora, consciente de la división que acechaba a los tories, antes de efectuarse el Referéndum. En sus declaraciones posteriores al triunfo del brexit, dejó claro que no habrá nueva consulta popular y que, de resultar elegida para la función de Primer Ministro, creará una cartera de gobierno que se ocupará de "una ordenada salida" de la Unión.

Durante el periodo que marcó el cierre de las listas, se produjo dentro del Partido Conservador, lo que María Laura Avignolo, periodista de Clarín, definió como " la implosión del brexit".Gove en medio de lo que la periodista, compara con una tragediashakesperiana, por la que desfilan las traiciones,se candidateó a primer ministro, a espaldas de su aliado Boris Johnson, vaciando prácticamente su equipo de campaña.

Almismo tiempo sedesataba una operación mediática, que dejó muy mal paradoa su ex amigo partidario,mostrándolo como un hombre no confiable.

La reacción deBoris Johnson, el ex alcalde de Londres, sorprendió a los medios.Renunciando a su posibilidad de reemplazar a Cameron, sus declaraciones a la prensa, mostraronque no cuenta con el apoyo de su entorno político, queloconsiderauna persona inadecuada para esta transición delUK. Estole dio vía libre a May para su postulación. Todos los acontecimientos parecen beneficiar a la enérgica conservadora, que los humoristas británicos según Avignolo, han apodado Cruella D’eville

La Convención de octubre, que el Partido Conservador realizará en la ciudad de Birmingham, elegirá al sucesor de David Cameron.

El secretario de Justicia del Partido, Michael Goveseerigió en el principal oponente, de la ya llamada "nueva Dama deHierro".Aunque elindicador infalible que en el RU lo constituyen las casas de apuestas, señala a Theresa May como la favorita de los británicos, paratomar el timón en la tormenta que deberánatravesar las islas en los próximos años.

Los restantes candidatos son: Stephen Crabb, de 43 años con escasa experiencia política, quefue hasta hace pocos meses,secretario de Estado paraGales; DrLiam Fox de 54 años de edad, actual secretario de Estado de Defensa del Reino Unido yAndrea Leadsom, 53 años, Secretaria de Estado de Energía, euroescéptica, viene del mundo de las finanzas.

Los diputados del partido Conservador,elegirán dos candidatos; estos deberáncompetir por los votos de los afiliados, quienes serán los que finalmente, decidan quién será el primer Ministro del RU; la fecha fijada para la elección fue el día 9 de septiembre próximo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más