Jean Claude Junker, en un debate en la Cámara Europea, ha relacionado las dimisiones con la tristeza que caracteriza al Reino Unido, tras el triunfo del Brexit. Al mismo tiempo expresó su incredulidad al constatar que los políticos británicos probrexit, no tenían un plan para cumplir con la desconexión de Europa, tras la acalorada y dramática campaña que lideraron. “Son retro nacionalistas, no patriotas" fueron las palabras de Junker, según publicación de "20 minutos".

David Cameron, Boris Johnson y Nigel Farage se handesvinculado de toda posibilidad de ejercer la jefatura de gobierno de su Majestad, luego de anunciadalavictoria del brexit. A nadie asombra, queel primer ministro Cameron,defensor de la permanencia del Reino Unidoen la Unión Europea, dimita una vez que su posición hubiere fracasado. Pero resultó una verdadera sorpresa, sino una actitud incomprensible la dimisión de Farage, con la excusa de, "retomar su vida".

Más aún suinadecuada permanencia, como diputado del Parlamento Europeo, al que asistió el último martes,con unaactitud provocativa, aplaudiendo a contramano, el anuncio de la desconexión británica.Tiñéndolo todode un narcisismo políticodecadente. Un triunfo personal a costa del Reino Unido. ¿El patriotismo está en extinción, en la nueva y pequeña Inglaterra?

Por su parte el ex alcalde de Londres, el extravagante Boris Johnson, deja la escenadel Brexit,en medio de teatralestraiciones, e inesperadas operaciones de desprestigio.

Nuevamente decadente y hasta vergonzoso. La clase política inglesainsultadapor la insignificancia de estos personajes.

Laactitud de los líderes del Brexit ha sido muy criticada por los protagonistas de la Unión Europea, que junto con Junker, aspiran a que el RU sea un "socio cercano", conla ineludible condición, de respetar las cuatro libertades que son fundamentales para la Unión,siendo esa la única manera en que podrá tener acceso al mercado interno.Manfred Weber, líder del Partido Popular Europeo, ha hecho declaraciones más que fuertes sobre la actitud personal de Farage, a laquedio el nombre de"cobardía"; Guy Verhofstadt del ALDE,fue aún más caustico, calificándolos con la frase, "las ratas que abandonan un barco que se hunde".

Podríamos agregar que el barco hace agua, porque los "brexistas le han agujereado el fondo, solo por contemplar un éxito personal.

En este contexto los 331 diputados tories, intentan definir en una primera ronda devotaciones,su candidato a primer ministro, entre 5 aspirantes. Therese May, ha logrado una posición relevante, al obtener el apoyo de 165 de sus compañeros. Se ha producidola primera caída en la lista de los conservadores, quese proponensuceder a David Cameron, en su función de primer ministro.

Liam Fox, ha quedado fuera de juego.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más