En el último año entraron en Europa alrededor de 2.000.000 de refugiados. Muchos de ellos seriamente perturbados, por las violentas experiencias vividas. Estos “nuevos inmigrantes”, se suman a los que Europa ha acogido en otras épocas, y que no han hecho, por si mismos o por iniciativa de los estados, esfuerzos por integrarse. Han organizado grupos comunitarios o “barrios”, en los que el islamismo, pone las normas de convivencia donde imperan la intolerancia hacia otras formas de vida y la radicalización.

El terrorismo del EI, se sirve de estas circunstancias, para reclutar a sus “autómatas”.

La aparición de los “asesinos en masa”, algunas veces integrantes del Isis, o individuos perturbados, que se acoplan al extremismo espontáneamente, ha producido un cambio estratégico en los ataques del terrorismo. Sin discriminación de ningún tipo, y totalmente al azar,todos podemos ser atacados, individualmente o en grupo.Europa no cuenta con la cantidad suficiente de elementos de seguridad, para custodiar ladiversidad de objetivos posibles.

Francia ha confesado, que aun con el incremento logradopor la incorporación de voluntarios, no es posible cubrir cada rincón del país. Alemania declara, queya no tiene el control de la seguridad dentro de sus fronteras. No hay hasta el momento, una estrategia totalmente efectiva, contra el terrorismo interno.En Hungría, habrá un referéndum, en elque seguramente triunfará la opción de no aceptar másrefugiados.

Un buen número de estados europeos, han declarado la alerta máxima antiterrorista, en sus territorios. ¿Europa está perdiendo el control, contra el terrorismo?

La forma de vida, de las personas quehabitan vecindarios donde se han producido ataques, ha cambiado radicalmente. Una vecina de Ansbach, se solidarizó con un refugiado, al que acompañó en todas sus gestiones, para integrarse a la comunidad.

Ahora sabe que ese hombre, llamado Mohammed Daleel, fue el autor del atentado que acabó con la vida de miembros inocentes de su comunidad. Según publica ABC, esta mujer confiesa, “tengo miedo. Quiero que se vuelvan a sus países. Ya no salgo de casa porque tengo miedo siempre a que cualquiera de ellos nos haga daño"

Que puede hacer Europa frente a estasituación. RT formuló la pregunta,al analista internacional Carlos Martínez.

Luego de enumerar analíticamentelos distintos ataques sufridos por países europeos,responde en cuanto a los "lobos solitarios". Considera queson personas, nacidas y educadas en la comunidad que atacan, lo que adjudica a una falta de adaptación, como falla de los sistemas, sociales y educativos. Dice que se debe aceptar, que los refugiados han producido y producirán problemas. Pero que tal vez, la solución, estaría en el pasado.

No habría que haber bombardeado Libia, no habría que haber bombardeado Siria... de modo que estas personas, nohubieran tenidoque emigrar por razones bélicas. Ahora la necesidad de integrarlas, es una tarea complicada. Sus palabras más significativas, han sido "Europa debe conseguir que se acabe la guerra"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más