A solo 50 kilómetros de Bagdad, seproduce la batalla final en el reducto del Daesh. El combate se libra, calle por calle, con el apoyo de la fuerza aérea de la coalición internacional, la aviación iraquí y el fuego de tanques y artillería. El prolongado asedio de 6 meses, ha llegado a su fin durante la madrugada de este lunes.

Abdelwahab al Saadi, como comandante general de la operación, comunicó durante la madrugada, que el ataque sería sorpresivo yque respondiendo a motivos estratégicos se llevaría a cabo desde 3 posiciones diferentes.

Mientras comenzaba la operación "asalto final", la respuesta del Daesh se hizo sentir en Bagdad.La ciudad fue violentada por explosiones suicidas, que en número de 3 dejaron alrededor de 23 muertos. Un coche bomba, un vehículo particular y una moto todos cargadoscon explosivos, ha sido la metodología utilizada en este caso. Los lugares atacados fueron, el distrito chií Shaabun, un edificio del gobierno en un barrio suní y finalmente en Sadr City, un barrio chií de Bagdad.

La entrada a la ciudad está a cargo de las fuerzas de elite antiterroristas del ejercito de Iraqy de la policía de la provincia de Al Anbar.El ejercito iraquí se ha aseguradoel dominio de las poblaciones ruralescercanas a Fallujah, ahorael combate urbano estará a cargo de estos grupos especializados en la acción antiterrorista.Se calcula que los efectivosdel Isisno son más de 500 o 700, pero la ferocidad de estos hombres que luchan a morir,complejiza la operación.

A la dificultad de enfrentar a combatientes experimentados como los del Daesh, se suma la presencia de alrededor de 50.000 civiles, que se encuentran en la ciudad. Los yihadistas han impedido la salida de la población,con el propósito de utilizarlos como escudo humano. A pesar delas dificultades impuestas,cerca de 3.700 personas han huido durante los últimos días

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), advierte sobre la posibilidad de "una catástrofe humanitaria", los extremistas se mueven en la ciudad acompañados por el escudo humano que consiguen utilizando a la gente de Fallujah.

La NRC aboga por un corredor de evacuación para los miles de habitantes que no han podidoescapar antes del ataque.El Consejo ha organizadocampos para refugiados, en la periferia de la ciudad, pero se ven constantemente sobrepasados en sus posibilidades de alimentar y dar de beber agua potable a los asilados. Se cree que en la medida que el combate avance la situación se agravará.

Al Yasira anunció, que la batalla no será fácil, pero se espera la liberación de la ciudad en un plazo aproximado de 48 horas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más