El presidente de Bolivia, Evo Morales, acudió al Vaticano para tener un encuentro privado con el Papa Francisco. Se trata de una rutina habitual entre los primeros ministros de los países y no era el primer encuentro de Morales con el papa argentino.

Pero lo más curioso de la visita fue el regalo que hizo Evo Morales al Papa Francisco: le dio como obsequio tres libros que tratan el consumo de la coca: "Coca, la dieta citogénica", "Coca, un biobanco" y "La coca contra la obesidad".

La intención era animar al Papa Francisco a consumir coca, porque, de este modo, "aguantará toda la vida". Él mismo dijo consumirla y sentirse mejor con ella. Morales subrayó la diferencia entre la coca y la cocaína y aconsejó distintos usos para consumir la hoja de coca, como como ingrediente del mate, en infusiones o simplemente mascándola como si fuese un chicle. Sus beneficios, dijo, son buenos para el mal de altura, pero también para contrarrestar el cansancio y mejorar la vitalidad.

Continúa el caos en Lesbos mientras en Italia llegan 4.000 inmigrantes

El Papa pide que la Iglesia se abra a gays y divorciados

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más