La filtración de los Papeles de Panamá azota la estabilidad institucional de varios líderes políticos. David Cameron a pesar de haber confesado su "error" es acusado por la oposición a su gobierno, de haber socavado la confianza del pueblo. Snowdenexhorta al pueblo inglésa pedirla renuncia de su primer ministro. Miles de personas marcharon hoy en las calles pidiendo su dimisión.

El mismo motivo que pone en la picota al líder británico, hizo que se abriera un proceso al presidente Mauricio Macri, impulsado por el fiscal de la Republica Argentina Federico Delgado.

Tanto Cameron como Macri presentaron la misma actitud frente a la presunta ilegalidad delatada por los documentos de Panamá, el retrasoen manifestarse frente a la prensa y dar la cara al pueblo los ha caracterizado. Finalmente ambos han hecho frente a su responsabilidad de informar y dar cuentas. Aquí otra vez coinciden en implicar a la familia y ponerla delante del ilícito, que para ambos no es tal, y comparten un mismo chivo expiatorio que es: "papá".

Las diferencias que también las hay, es que la dignidad del pueblo inglés pide la renuncia de DavidCameron, en tanto que Mauricio Macri respaldado por los medios de comunicación de su país, es ampliamente justificado y las noticias sobre el ilícitoson suavizadas y tapadas porla informaciónsobre la corrupción del gobierno que lo antecedió. Supuestamente los ilícitos de gobiernos anteriores son más importantes que las empresas fantasmas y la posible Evasión fiscal del presidente en ejercicio. A Cameron probablemente le cueste perder su función a Macriposiblementeno le produzca el más mínimo rasguño.

El padre de Macri, Franco Macri deslinda, por supuesto, a su hijo de la operatoria de la empresaen Las Bahamas que descubrieron los papeles de Panamá. Cosa muy distinta trasuntan las filtraciones conocidas la pasada semana. Según La Nación , "el presidente Macripresentó hoy un escrito ante la justicia civil solicitando una declaración de certeza en el marco de su vinculación con sociedades off shore"...pero el fiscal federal Federico Delgado, "advirtió que esa presentación "no frena" su investigación penal." y que el objetivo de su investigación "es verificar si el señor Macri omitió eso (su participación en empresas off shore) en su declaración jurada", y si así ocurrió, "si a propósito la ocultó o si se le escapó la tortuga, si fue un error de un empleado".

Si bien ambos mandatarios podrían llegar a eludir ser acusados y/o procesados por las cuentas off shore, la máxima transgresión ha sido ética y esto no es compatible con la función pública, ni debería ser perdonado, ni pasado por alto por las instituciones correspondientes de ambos países.

Página 3, ha publicado un concepto que merece ser citado y tenido en cuenta: El engaño a la sociedad que conllevan esas maniobras monetarias turbias anula su autoridad para seguir gobernando y representa una pérdida irreversible de credibilidad

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más