Xi Jingping, presidente de China, participó en una importante conferencia sobre Internet organizada en Pekín donde defendió la libertadde los usuariosen las redes, a pesar de la censura generalizada y el bloqueo de serviciosextranjeros como Facebook, Twitter, Wikipedia o Instagram que sufre su país.

De igual forma, el mandatario reclamó la unión de todos los países para garantizar la seguridad de las personas en las redes, sin dobles raseros en la piratería informática y el terrorismo en Internet.

Sin buscar la seguridad a costa de otros ni protegiendo a unos y dejando al resto desamparados, afirmaba.

"La libertad es orden y el orden es la garantía de la libertad. Debemos respetar los derechos de los usuarios de Internet para intercambiar ideas y expresarlas.También debemos construir el buen orden en el ciberespacio, conforme a la ley, ya que ayudará a proteger los derechos e intereses legítimos de todos los usuarios de Internet ", declaró Xi Jinping en su ponencia.

Según ha informado la agencia de noticias china Xinhua el presidente chino ha reclamado a todos lospaíses que respeten la soberaníainformática del resto,evitando así la hegemonía en Internet.

El mandatario chino afirmó en sus declaraciones que todo el mundo debe cumplir con la ley, con los derechos y obligaciones de las partes interesadas. El ciberespacio debe regirse, operarsey utilizarse de acuerdo a laley, de esta forma, Internet puede disfrutar de un sano desarrollo en el marco del estado de derecho.

Xi Jinping yahatenido problemas con la libertad informática que él mismo defiendetal y como se ha visto en el caso Pu, quien por hacer unas publicaciones ha ido a juicioy se enfrenta a ocho años de prisión, aún así el presidente asegura que es necesaria la acción del Gobierno para fortalecer el "comportamiento civilizado" en Internet y pidió medidas para "rehabilitar la ecología cibernética". A pesar de sus declaraciones sobre la libertad y la seguridad en Internet no hizo ninguna alusión directa al caso Pu, mencionado en estas líneas.

Los comentarios del presidente Xi fueron retransmitidos en directo vía Twitter por la agencia de noticias china Xinhua y difundidos por Youtube, a pesar de que ambos servicios están bloqueados en Pekín.

Todo ello causó un gran revuelo ya que que los activistas y simpatizantes de Pu, caso anteriormente citado, reaccionaron alegandoque "dice respetar nuestros derechos, pero lo que hace es exactamente lo contrario".

"Bajo Xi Jinping, se ha producido un asalto muy agresivo sobre la libertad en Internet que incluye el encarcelamiento y detención de líderes de opinión", afirman activistas. Las personas son cada vez más temerosos de compartir sus pensamientos en línea.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más