El asedio de la milicia talibán al aeropuerto internacional de Kandahar, la segunda ciudad más importante de Afganistán, se ha saldado con la vida de al menos 37 civiles y otras 35 personas han resultado heridas, según ha informado este miércoles el ministerio de Defensa afgano. El ataqueha coincididocon la visita del presidente, Ashraf Ghani, a Pakistán, enun intento de reavivar las conversaciones de paz con el grupo insurgente.

Las fuerzas afganas han asegurado que ya se han hecho con el control del edificio y que han matado a nueve de los milicianos que han perpetrado el ataque, los cuales vestían uniformes y portaban fusiles de asalto AK-47.

El incidente que comenzó el martes por la noche también se dirigía contrala base militar conjunta entre el Ejército afgano y la OTANen dicho complejo.La noche del lunes, combatientes talibán atacaron una comisaríade Policía enKandahar, cuyo tiroteo se cobró la muerte de tres agentes y dos atacantes.

El corazón de Asia

El ataque al aeropuerto ha concluido pocas horas después de que Ghani aterrizase en Islamabad para asistir a la cumbre regional conocida como el'Corazón de Ásia', la cualtiene sus orígenes en 2011 y tiene el objetivo de mejorar la coordinación entre los países y socios vecinos, principalmente en materia de seguridad.

La visita ha sido considerada como un esfuerzo por impulsarlas relaciones entre ambos Estados y avanzar en el diálogo de paz con los talibán, con la intermediación de Pakistán.

Las conversaciones con el grupo insurgente se detuvieron en julio, tras confirmarse que su líder, el mulá Mohamed Omar, había muerto hacía dos años.

A pesar del asedio, el presidente afgano se han mostrado firme en la conferencia y ha vuelto a recordar la voluntad de algunos de los talibán de sentarse a la mesa de las negociaciones, algo que no está muy claro después de que en octubre la milicia se hiciera brevemente con el control de la ciudad deKunduz.

"Reitero firmemente nuestro compromiso con la paz justa y duradera en el que todos los movimientos que recurren a las armas se conviertan en partidos políticos y participen en el proceso político legítimo",ha sostenido Ghani, en declaraciones recogidas por Al Jazeera.

"La violencia no es el camino en una sociedad democrática", ha añadido.

"El surgimiento de los grupos terroristas más nuevos y más amenazantes como Daesh también debe fortalecer nuestra determinación contra el terrorismo", ha defendido el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, en referencia al grupo terrorista Estado Islámico."Debemos prever medidas colectivas y coordinadas en el frente de seguridad regional para asegurar que los logros y la lucha contra el terrorismo son duraderos e irreversibles", ha reiterado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más