Un niño de unos cuatro años de edad ha conmovido a la red con su inocencia al ser entrevistado por unperiodista del medio francés Le Petit Journalque se encontraba trabajandoen las inmediaciones de la sala de conciertos Bataclan pocos días después de la masacre yihadista.La conversación empieza cuando el reportero le pregunta al pequeño—acompañado de su padre—si entiende qué ha sucedido y por qué.

Pocos segundos después, el niño responde afirmativamente y dice que lo han hecho ''porque son muy, muy malos'', a lo que añadeque los chicos malos ''no son demasiado simpáticos'' y que a partir de ahora tendrán que estar atentos y cambiar de hogar.

En ese momento, el padre interviene y le dice al hijo que no se preocupe, que no es necesario yque Francia es su casa.

A continuación, traducimos el resto del diálogo:

-Niño: ''Pero hay chicos malos, papá''.-Padre: ''Sí, pero hay chicos malos por todas partes''.

-Niño: ''Tienen pistolas, pueden dispararnos porque son muy, muy malos, papá''.

-Padre: ''Sí, tienen pistolas, pero nosotros tenemos flores''.

-Niño: ''Pero las flores no hacen nada; sirven para... Sirven para...''.

-Padre (señalando a los demás): ''Claro que sí;mira, todo el mundo está poniendo flores. Sirven para combatir las pistolas''.

-Niño: ''¿Son para protegernos?''.

-Padre: ¡Exacto!

-Niño: ''¿Y las velas también?''.

-Padre: ''Son para recordar a la gente que se marchó ayer''.

-Niño: ''Las flores y las velas son para protegernos''.

-Padre: ''Sí''.

Llegados a este punto, el reportero le pregunta al niño si se siente mejor, a lo que le respondeque sí.Así se despiden un niño y un padre que sin saberlo handado una gran lección al mundo y que con su ternurahan demostrado queel amor es más fuerte que el odio.

Siguen lasinvestigaciones por los atentados en París del pasado viernes, 13 de noviembre.

Este miércoles ha tenido lugar una redada policial en el barrio de Saint-Denis en la que una joven yihadista se ha suicidadoal hacer estallar un cinturón con explosivos y otro presunto terrorista ha muerto. Durante la operación,un pastor alemán de la Unidad de Detección de Explosivos de la élite de la Policía Nacional francesa (RAID) de nombre 'Diesel' ha fallecido como víctima de la explosión.Ocho personas han sido detenidas y cinco policías y un transeúnte han resultado heridos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más