Ha sido casi una eternidad para los aficionados, que han respondido con una asistencia masiva. La carrera del domingo congregó a más de 134.000 espectadores, un éxito de asistencia que se amplía a todo el fin de semana, pues cientos de miles de aficionados disfrutaron en vivo los entrenamientos libres y la clasificación.

 

Dicen los expertos que a la buena aceptación del público, se suma una organización impecable que ha permitido el disfrute de aficionados, pero también de escuderías. Y todo a pesar de que en los últimos meses había dudas sobre si el circuito de Ciudad de México estaría en condiciones de acoger la cita deportiva, pues en los meses previos a la carrera, hubo que acometer reformas en el trazado para que estuviera a la altura de las circunstancias.

Dicha remodelación comenzó en agosto de 2014, un mes después de anunciarse que la #Fórmula 1 volvía a México. La empresa Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) fue la encargada de arreglar las instalaciones y preparar un asfalto cuyos tramos se han concebido para alcanzar velocidades superiores a los 350 kilómetros por hora.

En total, la inversión (de carácter público-privado) del circuito asciende a 72 millones de dólares anuales, que suponen 360 millones en los 5 años firmados, aunque según los expertos, el coste total para llevar de nuevo la Fórmula 1 a la capital mexicana, ascendería a 2.000 millones de dólares.

Sin embargo, la fiesta del motor ha encandilado a buena parte de la opinión pública mexicana, que ha visto cómo su país se llevaba este fin de semana las miradas de medio planeta.

Vídeos destacados del día

Además, había ganas de volver a ver por la Tierra de Rancheras los Ferrari, McLaren, Red Bull o Mercedes... Por ello, la respuesta del público no se hizo esperar y las entradas volaron cuando se pusieron a la venta en el mes de febrero, a pesar del elevado precio de los boletos (entre 91 y 1.140 dólares). En lo referido a visitantes, Ciudad de México ha rozado este fin de semana el 100% de ocupación hotelera.

Pero también los propios pilotos han visto con buenos ojos una vuelta de la competición a México. Algunos han manifestado que han disfrutado especialmente con la recta principal (la más rápida), pero también en su parte más lenta, que transcurre por el viejo campo de béisbol. #Coches