"Decapitado" en un accidente, los médicos vuelven a pegar la cabeza al bebé de 16 meses.

Intervención de shocks en Australia después de un accidente frontal aterrador. El pequeño Jackson Taylor se rompió la primera y la segunda vértebra y el cuello ya no estaba unido porla parte posterior al cuerpo.

El bebé estaba en un coche con su madre y su hermana cuando se vio involucrado en un terrible accidente en Brisbane, Australia, lo que le provocó la ruptura de la primera y segunda vértebra. El pequeño Jackson Taylor, con tansólo 16 meses de edad, sufrió una decapitación interna del cuello desde atrás y puso en grave riesgo suvida.

Pero gracias a los médicos pudo sobrevivir de este terrible accidente. Después 6 horas intensas decirugía los médicos fueron capaces de volver a situarla cabeza al niño y lograr que los huesos se unan de nuevo, aunque deberá esperar unos meses para que la unión sea completa y totalmente satisfactoria. "Es un milagro", dijoentre sollozos Rylea, la madre del pequeño.

Para realizar la intervención quirúrgica loscirujanos australianos señalaron que habían empleadola "materia prima" del niño haciendo uso de una de las costillas de Jackson.

Ahora el pequeño está asegurado por una estructura rígida de protección que mantiene la espalda en posición vertical para que se una como es debido y no haga movimientos que impidan una correcta recuperación. "En dos meses se eliminará la protección y se recuperará por completo", explicó unode los médicos que intervino en la operación del bebé..

De acuerdo con el cirujano Geoff Askin, líder del equipo médico, "no sonmuchos los niños que sobrevivirían a un accidente de estas dimensiones. Ni siquiera si los hubiéramos reanimado serían capaces de respirar y poder moverse de nuevo.Jackson es muy afortunado de haber sobrevivido y poder hacer vida normal" Afortunadamente, el bebé en poco tiempo ya podrá volver a moverse y seguir creciendo como cualquier otro niño de su edad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!