Tal vez más importante que el dominio sobre el Océano Pacificoyel Mar Meridional de China , el atractivo de las islas artificiales y las aguas de la zona en conflicto,estémás relacionado con lo económico que con lo estratégico.El petróleo y las reservas de gas, cuantificadas como más importantes que las de Kuwait y Qatar respectivamente, quizás sean en realidad el verdaderonudo de la cuestión.

China actúa con gestos de verdadero "señor de las aguas" y de la islas que estánen disputa,sobre las que cree tener derechosde órden histórico y jurídicoya queaparecen en sus mapas desde hace más de 2000 años.

Dos preocupantes vehículos de artillería,fueron emplazados por China en una de las islas artificiales . Además ha construido en ellas, como mínimo 6 bases con puertos, y uno de ellos con una pista de aterrizaje de más de 2000 metros.Esto ha puesto en alerta a los países del Sudeste Asiático , que lo ven como una manifestación de fuerza de China, sobre territorios en los que ellos también creen tener derechos.

Filipinas es uno de los estados másdemandantes en el conflicto. China ha tomado represalias de tipo económico para castigar sus pretensiones.EE. UU. no desea permitir que Pekín aumentesu poderío, en aguas queson desde la Segunda Guerra Mundial,importantes rutas comerciales del sudeste asiático por donde pasa el 30% del comercio mundial del petróleo, yque han estado siempre bajo su control.

El martes pasado un destructor de la Marina de EE.

UU. ,USS Lassen se acercó a unos 20 kilómetros de una de las islas cuestionadas. La Marina de EEUU explicó que lo hizoejerciendo la libertad de navegación en aguas internacionales. China no lo vió de la misma manera , considerando que fue una violación de su territorio soberano. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo textualmente, "China va a responder con decisión a las provocaciones deliberadas de cualquier país. Vamos a seguir vigilando de cerca los mares y el espacio aéreo pertinentes, y tomaremos todas las medidas necesarias según sea necesario". Extraoficialmente parece haberse filtrado la burla de los marinos orientales respecto al Lassen diciendo quepodrían echarlo a pique con una lancha pesquera llena de explosivos.

EE.UU.

ha sido internamente criticado por la construcción de los destructores Lassen, ya que su valor es de 7.000 millones de dólares cada uno, y las últimas confrontaciones armadas han sidodemasiado costosas para los estadounidensesobligándolosa recortar el presupuesto de la defensa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más