Jóvenes del Centro Cultural Padre Félix Varela de La Habana, Cuba, fueron testigos de las vívidas y gratificantes palabras del Papa Franciscoen su reciente visita a la capital de la isla caribeña, en donde el Sumo Pontífice en un discursoexpresó a la juventud unexhorto muy particular, a "no arrugarse" y "a soñar".

Luego de escuchar al portavoz Leonardo Fernández, estudiante de Historia en la Universidad de La Habana, en cuyo discursoel joven pidió al Sumo Pontífice "algo especial", renovar en ellos"la esperanza de que se puede crecer, estudiar, trabajar, caminar, soñar y ser feliz en esta compleja realidad que nos tocó vivir",el Papa Francisco en su estilo franco y desenfadado se refirió a la juventud y usó una palabra en especial referida a su vez por el joven universitario: "soñar".

El pontífice hizo especial énfasis en la capacidad de soñar que debemos tener como personas, máxime si se trata de los jóvenes, toda vez que son ellosquienes son el futuro de una nación y son quienesasimismo pueden sercapaces de hacer un mundo distinto.

"Un escritor latinoamericano decía que 'las personas tenemos dos ojos: uno de carne y otro de vidrio. Con el ojo de carne vemos lo que miramos; con el ojo de vidrio vemos lo que soñamos'. En la objetividad de la vida tiene que entrar la capacidad de soñar.

Un joven que no es capaz de soñar está clausurado en sí mismo, está encerrado en sí mismo. Claro, unas veces sueñas cosas que nunca van a suceder. Soñálas, deseálas, busca horizontes, abríte, abríte a cosas grandes. No sé si en Cuba se usa la palabraque los argentinosdecimos: 'no te arruges', 'no te arruges, abríte, abríte y soñá'. Soñá que el mundo con vos puede ser distinto. Soñá que si vos ponés lo mejor de vos vas a ayudar a que ese mundo sea distinto.

No se rindan, sueñen".

El exhorto masivodirigido porJorge Mario Bergoglio en su calidad de representante de la Iglesia Católica retomótambién otra petición del joven portavoz universitario: erradicar todo fundamentalismo religioso e ideológico, para, de esta manera, poder ser personas demente y corazón abiertos.

"Ama la pobreza como a una madre"

Previo a esta reunión, el Sumo Pontífice sostuvo un encuentro con sacerdotes y religiosos, donde aprovechó para escuchar testimonios sobre eltrabajo social de dos religiosos.

Asimismo,el Papa Franciscodio un mensaje sobre la pobreza y la misericordia, como base de la humildad en la que se sustenta la fe católicay de cuyas muestras el Sumo Pontífice ha predicado con elejemplo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!