Ahora que se acercan las fiestas navideñas, somos más propensos a cocinar cuando hay visita en casa, así que para aquellos que prefieran decantarse por el pescado en lugar de la carne en estas señaladas fechas o que busquen una alternativa en sus menús para aquellos que no comen carne, os traemos esta sencillísima receta de salmón.

El salmón está catalogado como uno de los Alimentos más saludables, rico en proteínas y gran fuente de vitaminas, es además uno de los pescados con mayor índice de ácidos grasos Omega 3, considerados esenciales. Para elaborar esta preparación culinaria necesitaremos los siguientes ingredientes (para 4 personas):

  • 4 filetes de salmón
  • 4 patatas medianas
  • 2 cebollas
  • 3 pimientos verdes
  • Un vaso de vino blanco
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En primer lugar pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no demasiado gruesas para posteriormente darles un toque de freidora (con un minuto o minuto y medio será suficiente) y las reservaremos en una bandeja apta para hornos.

Así conseguiremos que todos los ingredientes se cocinen perfectamente a la vez en el horno. A continuación, cortaremos los pimientos y las cebollas en juliana (tiras finas y largas) y las pocharemos en una sartén con un poco de aceite de oliva. El siguiente paso será añadir la cebolla y el pimiento, previamente pochados, encima de las patatas, reservando el aceite en el que los cocinamos. Ahora, salpimentaremos los filetes de salmón, opcionalmente, también se pueden condimentar con perejil fresco, y los colocaremos encima de las patatas y verduras, añadiendo un vaso de vino blanco y el aceite sobrante sobre el salmón. Por último, taparemos la bandeja con papel de aluminio para evitar que el salmón se seque demasiado y conseguir un plato mucho más sabroso. Solo nos queda introducir la bandeja en el horno a unos 180 Cº durante veinte minutos aproximadamente y ya tendremos listo nuestro salmón.

Vídeos destacados del día

A la hora de servir en el plato, podemos optar por colocar el filete de salmón a un lado del plato y acompañarlo con su deliciosa guarnición en el otro extremo. ¡Buen provecho!