El varapalo de los medios de comunicación escritos británicos hacia los ciudadanos Españoles ha sido brutal. Desde el prestigioso diario The Times no se ahorran ninguna clase de descalificativos en un reportaje titulado ‘Cómo ser español’ en donde no hay ninguna alabanza para los habitantes de España. Con calificativos tan contundentes como avergonzarse de esta información tan polémica [VIDEO] que ya ha saltado a las redes sociales. En el trabajo periodístico, firmado por el periodista Chris Haslam, se afirma con gran rotundidad que “los españoles son groseros, gritones, maleducados, tragones, sucios y vagos”.

Sin que hasta estos momentos se haya enviado ninguna queja por parte de las autoridades españolas.

Uno de los datos más llamativos de esta información sobre el estilo de vida de los españoles es que proviene de uno de los diarios más prestigiosos de Gran Bretaña. No de los muy conocidos tabloides de la tarde que se caracterizan por su talante eminentemente sensacionalista.

Prácticas mafiosas del gobierno español

De todas formas, no es único ataque [VIDEO] contra los intereses nacionales por parte de la Prensa extranjera. Ya que varios periódicos daneses y noruegos dan a entender que en España no hay una democracia real, sino que por el contrario se rige por modelos dictatoriales. En clara referencia a los muchos casos de corrupción que son tolerados, tanto por la población hispana y los medios de comunicación.

Incluso desde la prensa belga se alude a las prácticas mafiosas por parte del gobierno que preside Mariano Rajoy.

Duros ataques y que en ningún caso son casos aislados tal y como se puede comprobar en la hemeroteca del viejo continente. Con unos daños colaterales sobre la marca España. Hasta el punto que cada vez son mayores los comentarios negativos sobre este país de la Unión Europea.

Mucha comida y grandes siestas

En el reportaje que ha aparecido en The Times se incide en la afición por la bebida por parte de los españoles. Pero van aún más lejos al poner de manifiesto que abusan de unas comidas que duran mucho tiempo y que son culminadas por las populares siestas españoles. Otro de los hábitos que son objeto de las críticas es la falta de puntualidad de los ciudadanos, en donde es completamente normal llegar a las citas con treinta minutos de retraso.

Para terminar diciendo que la suciedad es uno de los denominadores comunes en su forma de ser. En donde se incluyen unos bares y tabernas que desde luego no se caracterizan precisamente por su limpieza. En definitiva, no queda a salvo ningún valor ciudadano.