La victoria de Rafa Nadal llega luego de 2 horas y 41 minutos de juego, en una final de tres sets que hace unos meses le parecían imposible conquistar pero lo ha logrado. Se ha alzado con su segundo Roland Garros, igualando al número uno Roger Federer.

Desde el principio del juego, Nadal se mantuvo sereno y con ventaja

En primera instancia, Nadal no dudó, rompiendo el saque al campeón actual durante el juego inaugural. Posteriormente se dedicó a ir reduciendo a su rival poco a poco, logrando que Djokovic terminara desesperado, al cerrar la manga con un 6-0, que resultó inesperado para el serbio.

Durante el segundo set, Djokovic intentó remontar el marcador pero no logró su objetivo, ya que Nadal le impidió coger ventaja y marcando un 5-1, que mostraba una superioridad tremenda en aspecto mental y apartado tenístico.

Aunque el serbio se vio por debajo, no se dio por vencido, pero no tuvo la oportunidad de voltear el marcador, quedando ya dos sets abajo.

Aunque se encontraba contra las cuerdas, no se había dado la última palabra, y Djokovic hizo frente en sus jugadas siguientes logrando transmitir una mejoría notoria. Nadal, por su parte, no se sintió intimidado y mantuvo su postura y serenidad durante todo el juego. Ya para el decimoprimer juego, rompió el saque y hundió a Djokovic, logrando apuntarse con el vigésimo Grand Slams.

Nadal se convierte en el Rey de Roland Garros, sostiene su trofeo número 13

Djokovic, actual campeón, se vio vencido por Nadal con una puntuación de 6-0, 6-2 y 7-5 en un partido que duró casi las tres horas.

De esta manera, Nadal se ha alzado con el 13º título en París y ha logrado igualar a Roger Federer con 20 Grand Slams.

Djokovic únicamente había sido derrotado en un partido del US Open en una lucha contra Carreño, y por una descalificación. Sin duda era el favorito. Pero en esta oportunidad, las victorias de Nadal le han servido para arrebatarle el titulo a Djokovic.

Quedó claro que Djokovic nunca logró hacerle un frente certero a Nadal, apenas logrando ir por delante, después de dos horas de juego. Mientras que Nadal no desaprovechó ni la más mínima oportunidad para usar su raqueta y lograr su cometido, ser el rey de Paris, ganando en cuatro oportunidades Roland Garros sin dejar el mínimo error en cada set y alcanzando el centenar de victorias.

El agotamiento físico, emocional y la presión de su oponente, por mantener su titulo fueron algunos puntos que beneficiaron a Nadal a conseguir su victoria, mostrándose muy cómodo en todo el tiempo de juego. Esto permitió que set tras set se mantuviera por encima en la puntuación y logrando reponerse luego de algún ataque.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!