El pasado 12 de marzo, restando 133 días para la ceremonia de apertura de los de Tokio 2020, se realizó en Olimpia, Grecia, el encendido de la llama olímpica. Sin la presencia de público, debido a la complicada situación que atraviesa el mundo por el coronavirus, solo dieron el presente unos 100 invitados del Comité Olímpico Internacional y del Comité Organizador de los próximos Juegos Olímpicos.

A pesar de la pandemia, la antorcha olímpica continúa con el recorrido del mundo

Mientras varios países cerraron sus fronteras y prohíben que la gente salga de sus casas debido a la crisis epidemológica, se continúa con el clásico relevo de la antorcha.

Su recorrido comenzó en Grecia, donde se traslado del 12 al 19 de marzo. Esta mañana, en el estadio Panathinaikó, Naoko Imoto, nadadora y miembro del comité organizador de los Juegos, recibió la antorcha y se subió a un vuelo y ya llegó a Japón.

Ya iniciado el tradicional tour, la antorcha recorrerá en el país asiático 47 provincias de Japón. Comenzará el 26 de marzo en el J-Village National Training Center ubicado en Fukushima, para luego visitar 859 municipios de todo Japón.

Permanecerá en el país anfitrión los próximos 121 días hasta llegar al nuevo Estadio Olímpico para la ceremonia de apertura el próximo 24 de julio.

la llama, un símbolo para los Juegos Olímpicos

Con el correr de los años, la llama olímpica se ha transformado en un símbolo de unión entre los pueblos, gracias a su traslado por sistema de relevos desde el santuario de Olimpia, la ciudad de los Juegos, hasta la ciudad anfitriona.

Sus orígenes se remontan a los antiguos juegos realizados en Grecia, donde se mantenía un fuego ardiendo en las sedes de celebración. Por otro lado, se dice que este emblema conmemora el robo del fuego de los dioses por parte de Prometeo y su posterior entrega a la humanidad.

Desde Berlín 1936 se realiza un viaje de relevos para que la llama olímpica llegue a la sede durante la ceremonia de inauguración, con el fin de encender el pebetero de la ciudad y dejar la llama ardiendo durante el evento, tal y como se realizaba en la Antigua Grecia.

Hoy en día, la llama tiene un recorrido obligatorio: tras encenderse en Olimpia debe ir directo a Atenas, específicamente al antiguo estadio Panathinaikó. Luego en cada ocasión el Comité Organizador dictamina un recorrido especial hacia la ciudad sede.

El recorrido que se pautó no se ha cumplido debido al coronavirus

Este 2020 la delegación encargada de llevar la llama de Grecia a Japón debía ser encabezada por el presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori, y la ministra de los Juegos Olímpicos Seiko Hashimoto. Pero debieron suspender su viaje a Atenas por el Coronavirus, ya que los griegos están aplicando una cuarentena obligatoria de dos semanas a todas las personas que arriben a su país.

Otro de los grandes cambios fue el recorrido por Grecia, si bien la llama olímpica se quedó en el país del 12 al 19 de marzo, no hizo su tradicional recorrido por el país, debido a la cuarentena el Comité griego decidió suspender los relevos en todas las ciudades de Grecia para evitar que se siga propagando el coronavirus.

Los Juegos Olímpicos no se cancelaron

Si bien la pandemia produjo que se suspendan todas las actividades deportivas a lo largo del mundo, incluyendo muchos torneos clasificatorios al evento, por el momento el Comité Olímpico Internacional (COI) continúa con la planificación original. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se disputarían de 24 de julio a 9 de agosto.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!