Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, fue quien anunció la participación del equipo centroamericano en la próxima edición del evento. El año que viene la serie se llevará a cabo en territorio puertoriqueño con la participación de México, República Dominicana, Venezuela y Puerto Rico además de Cuba, nación que también está incluida para que asista, pero bajo la figura de invitada igual que Panamá.

Panamá jugará la Serie del Caribe gracias al equipo de los Toros de Herrera

Requerir a los panameños es obligatorio, porque fue esta nación la que se tituló con su equipo Toros de Herrera ante los Leñadores de las Tunas, representante de Cuba, en la final correspondiente a la edición 2019 que se llevó a cabo en su país, con los astados celebrando como los campeones.

Es por eso que de no asistir a Puerto Rico, habría como una especie de vacío, porque jugarían sin la presencia del campeón defensor, razón por la que su asistencia es imprescindible.

Este hecho perjudicó otros países del área en los que también hay ligas de béisbol, porque aprobar la actuación de los panameños, dejó sin efecto el protocolo de la Serie Latinoamericana, cuyo contenido expone que el ganador de la edición 2019 en dicho evento, tendría el derecho de actuar en la Serie del Caribe 2020.

Sin embargo, esta decisión sacó del evento al equipo nicaragüense Leones de León, ganador del certamen, el cual no podrá aisitir por la inclusión de Panamá.

La actuación de Panamá estaba condicionada por no ser miembros de la confederación

Aceptar la propuesta de la confederación para ser sede del evento que en principio se celebraría en Venezuela, fue un hecho acertado por parte de los panameños porque además de albergar el torneo también lo ganaron, marcando un hecho sin precedentes.

A la par de esto es bueno recordar que al jugar bajo la figura de invitados, Panamá no tenía derecho a los premios en metálico que debían recibir los participantes, especialmente el campeón y el subcampeón, por no ser miembros de la confederación.

Este hecho ha llamado poderosamente la atención, sobre todo porque de participar en la edición 2020, tanto panameños como cubanos lo harían de nuevo por puro honor, ya que ninguno de los dos países puede recibir premios en dinero, esto porque así lo establecen los reglamentos.

Además, los acuerdos entre las ligas y la confederación también se aplican en lo individual, es decir que menciones como las de "Jugador más Valioso" que igualmente es premiada en metálico, tampoco puede ser abonada a ningún jugador de estos dos equipos.

El total del premio que se repartió en la Serie del Caribe 2019 fue de 215.000 dolares americanos, los cuales se debían dividir entre el ganador y el segundo lugar, pero la figura de invitados truncó esta posibilidad y el 60% de este monto que debían recibir los Toros de Este y el 40% que le tocaba a los Leñadores de las Tunas fueron a parar a las manos de México y República Dominicana, países que terminaron tercero y cuarto respectivamente.

Es incierto si participarán Venezuela y Cuba por motivos políticos con Estados Unidos

Esta historia no termina aquí para la Confederación del Caribe, porque ahora tiene ver cómo maneja la participación de Venezuela en la serie 2020. Como se sabe, las grandes ligas desvincularon a este país de los acuerdos invernales y para colmo, esta edición del clásico caribeño se jugará del 1 al 7 de febrero próximo en Puerto Rico y esta región es un estado libre asociado a los Estados Unidos, lo que pudiera influir para que a la nación bolivariana no se le permita participar.

A pesar que la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe no está subordinada a las grandes ligas y es una organización autónoma, el hecho de que la serie sea en Puerto Rico parece perjudicar la presencia de los venezolanos.Como se sabe, una orden ejecutiva del pesidente Donald Trump fue el motivo por el que las grandes ligas prohibieron a cualquier jugador, técnico o ejecutivo que tuviera vínculos con ellos, trabajar con el béisbol de Venezuela. Por esa razón parece un hecho real que a los venezolanos no se les va a permitir jugar en la isla.

Por otro lado, debido a que son ampliamente conocidas las posiciones antagónicas entre Estados Unidos y La Habana, la presencia de Cuba tampoco está asegurada, por lo que el tema "Puerto Rico" vuelve a influir para trastocar la organización de este evento deportivo. El mayor inconveniente con el que seguramente se va a encontrar la Confederación del Caribe, es el del visado para los jugadores cubanos. Desde el gobierno norteamericano, Cuba es calificada como un "estado terrorista" y es por esta razón que sus ciudadanos, difícilmente puedan tener visado para ingresar a su territorio.

Solo hay que esperar un tiempo para saber si los organizadores de este campeonato regional de béisbol podrán superar estos escollos o si por el contrario ambos países estarán fuera de la contienda. De ser así, el formato de 5 países regresaría al de 4 participantes completando la cuarteta el club panameño y el objetivo de hacerla más atractiva con la inclusión de Cuba, por ahora quedaría sin efecto, perjudicándose también el evento, por la ausencia de un miembro muy apreciado en estas lides como Venezuela.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más