El Barça debe empezar a moverse en el mercado de Fichajes. Cuenta con varios jugadores en el centro del campo, siendo un total de nueve jugadores para tres posiciones: Sergio Busquets, Arthur, Frenkie de Jong, Sergi Roberto, Rafinha, Ivan Rakitic, Arturo Vidal, Riqui Puig y Carles Aleñá.

Solo unos pocos son imprescindibles

Los indispensables son Busquets, Arthur, el recién llegado De Jong y Sergi Roberto. Este último, con Semedo y Wagué para el lateral derecho, el jugador volverá a su antigua posición.

Por su parte, no hay sustituto para Busquets, Arthur aporta una enorme calidad para el equipo y el neerlandés aterriza para jugar desde el inicio.

Quien más posibilidades tiene de salir es Rafinha. Desde que debutó en un partido de Copa del Rey en 2011, ha tenido complicado hacerse con la titularidad, pese a los diversos técnicos que han pasado por el cargo desde entonces. Las lesiones, dos de ellas que le tuvieron apartado durante varios meses, cortaron la progresión del brasileño y sus aspiraciones.

Para salir del conjunto blaugrana se piden por él 15 millones de euros. El Valencia sería el destino en el que podría recalar, pero la crisis institucional que ha tenido ha complicado cualquier negociación. A día de hoy, recuperando la normalidad, están dispuestos a abordar la operación. Otra posibilidad que maneja el deportista es jugar en la Serie A.

Rakitic y Vidal se mantienen a la espera

Más complicado son los casos de Rakitic y Vidal. El croata siempre fue del gusto de Valverde, quien le consideró como una de las piezas claves de su proyecto.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
FC Barcelona Fútbol

Sin embargo, la postura de la directiva siempre fue otra. Negándose a renovar su contrato, se trata de hacer caja con un jugador que cumplirá 32 años en la actual temporada. Por su parte, el ex del Bayern, llegó como suplente al tener un estilo distinto al conjunto. Sin embargo, su entrega y lucha en el campo era ese factor diferente que se necesitaba. Ahora, con De Jong, tendrá más competencia para poder jugar. Ambos estarían pendientes de la situación con Rafinha. Su continuidad depende de este factor.

Los canteranos piden tener sus opciones

Por su parte, los canteranos Puig y Aleñá han estado a un gran nivel durante la pretemporada, dando motivos para continuar jugando durante el año. Ambos desean entrenar con el primer equipo a la espera de oportunidades. Mientras estas llegan, jugarían con el filial en Segunda B.

Manejar la opción de cederles a otros equipos de Primera División sería la mejor opción para que ambos jugadores continúen con su evolución. Varios equipos habrían sondeado la cesión por ambos, como ha sido el caso del Betis, con Rubi mostrando su intención por hacerse con uno de ellos, pero sin llegar a concretarse nada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más