Iker Casillas deja la función de guardameta para iniciar una nueva etapa profesional en el equipo técnico del Oporto, mientras sigue adelante con su recuperación, después del infarto de miocardio que sufrió el pasado mes de mayo. Por el momento, el ex-jugador de la selección española de Fútbol no tiene intención de jubilarse, aunque el equipo y él han considerado que es más oportuno que pase a formar parte del staff técnico del equipo portugués.

El portero, de 38 años de edad, a partir de ahora será el punto de enlace entre los jugadores del equipo, el entrenador y la propia Junta Directiva. El Oporto deja la opción, encima de la mesa, que con el tiempo, el jugador se haga cargo de otras funciones si se siente cómodo con el puesto.

Casillas se ha convertido una leyenda en el Oporto

Desde el año 2015, cuando el jugador abandonó el Real Madrid para ir al Oporto, ha jugado un total de 156 partidos, de los cuales ha encajado 116 goles y ha logrado que la portería quedase a cero en 74 partidos.

Por otro lado, ha sido considerado una pieza clave para que el Oporto lograse la Liga 2017-2018 y la Supercopa portuguesa en el año 2018.

Sin duda, “los dragones” (como se conoce al equipo del Oporto) va a tener una temporada por delante llena de novedades. Se han marchado jugadores como Militao, Adrián, Felipe, Maxi Pereira y Héctor Herrera, y han llegado caras nuevas e incorporaciones desde las filas juveniles del equipo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Real Madrid

Casillas ha explicado a los periodistas, que el entrenador quería que se quedase en el equipo, que se quedase a su lado para ser la conexión entre el equipo y los jugadores. Este año entrarán jugadores muy jóvenes en la plantilla y van a necesitar su ayuda. Va a ser algo muy diferente a lo que solía hacer, pero está muy contento de poder quedarse.

El portero será fundamental en las oficinas del Oporto

Las primeras semanas de trabajo que quedan por delante estarán centradas en preparar lo mejor posible la próxima temporada, aunque aún faltan unas semanas para que se inicien los primeros partidos oficiales.

Espera que el equipo haga una gran pretemporada, todos juntos, y así tener opciones para ganar el campeonato, las copas del país y hacer un buen papel en Europa.

Este cambio del campo a las oficinas habría sucedido un poco antes de lo que esperaba el jugador de fútbol. Con 38 años, el objetivo de Casillas sería cumplir los cuarenta en el equipo portugués. Incluso, el pasado 20 de marzo había renovado con el club por una temporada, con la opción a otra.

Pero solo cuarenta días después, sufría un infarto de miocardio mientras estaba entrenando como cualquier otro día. Hace solo dos semanas volvió a su rutina, pero el equipo ha preferido que no se una a los entrenamientos, mientras está realizando la recuperación recomendada por los médicos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más