La mala racha que está teniendo el Rayo Vallecano, que lo sitúan en descenso y a seis puntos de la salvación, ha tenido sus consecuencias a 10 partidos de terminar la Liga. Después de la derrota del club franjirrojo contra el Villarreal, la directiva decidía destituir a Míchel como entrenador del equipo, siendo sustituido por Paco Jémez, que firma hasta el año 2020. Después de conocerse el cese del técnico, varios jugadores de la plantilla y del rayismo ha mostrado su gratitud hacia Míchel. Y uno de ellos ha sido Fran Beltrán.

Anuncios

Fran Beltrán dedica unas palabras de agradecimiento a Míchel en su Twitter

Fran Beltrán, que actualmente milita en el Celta de Vigo, quiso acordarse de Míchel, ya que fue el entrenador que le situó en el once titular de la primera plantilla del Rayo Vallecano. El mediocampista quiso agradecer, a través de Twitter, todo lo que le había inculcado como entrenador y persona desde las categorías inferiores del club vallecano, en las cuales también coincidieron.

A través de un tweet, Fran Beltrán daba las gracias a Míchel y a su cuerpo técnico de haberle dado la posibilidad de "cumplir un sueño" y que sin ellos, "nada hubiera tenido sentido". Finalizaba deseándolos mucha suerte en sus proyectos futuros tras abandonar el Rayo Vallecano.

Las redes se inundan de insultos a Fran Beltrán

No obstante, el tweet publicado por Fran Beltrán tras la despedida de Míchel se ha vuelto en su contra. Varios aficionados del Rayo Vallecano han contestado al jugador con insultos.

Anuncios

Primero le han calificado de "judas" al haber cambiado al club que le vio nacer como profesional por el Celta de Vigo, o con palabras como "granuja". Otros usuarios han sobrepasado el insulto y el tono despectivo, metiéndose con la altura del futbolista, entre otros improperios. Incluso han tenido que entrar a defenderle seguidores del Celta.

Fran Beltrán abandonó este verano las filas del Rayo Vallecano para incorporarse a las del Celta de Vigo, que pagó por sorpresa su cláusula de 8 millones de euros.

Este cambio repentino de aires no sentó bien en el seno de la afición rayista, que veían en el jugador un símbolo a largo plazo. Tampoco entendieron por qué se fue del equipo cuando siempre aseguró que su sueño era jugar en Primera con el Rayo. Todo esto se lo recordaron al futbolista cuando el Celta visitó el Estadio de Vallecas, donde cada vez que tocaba el balón o participaba en alguna jugada, era el foco de una sonora pitada por parte de los aficionados locales. Al final del partido, Fran Beltrán acabando llorando por esta situación.

Anuncios