Publicidad
Publicidad

En estos días se ha cumplido 4 años del fallecimiento de Wilfred Agbonavbare. El que fuera portero del Rayo Vallecano durante los años 90 dejó muy buen recuerdo en el barrio madrileño, pero cada vez que jugaba fuera de Vallecas era víctima de insultos racistas al ser africano, sobre todo cuando acudía al Estadio Santiago Bernabéu. Es por ello, que Pulpul, cantante del grupo Ska-p y seguidor del Rayo, ha querido denunciar en redes una situación que vivía día tras día Wilfred.

Pulpul critica los insultos racistas que recibía constantemente Wilfred

En su cuenta de Twitter, Pulpul subía un vídeo en el que se muestra a la afición del Real Madrid realizando cánticos racistas contra Wilfred Agbonavbare.

Publicidad

Dicho vídeo muestra desde niños hasta adultos que increpando al ex portero del Rayo Vallecano por su color de piel con insultos y al grito de "Ku Klux Klan" (organización racista que asesinaba a afroamericanos en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX).

El vocalista de Ska-p ha criticado las "heces orales" que se vertían sobre Wilfred Agbonavbare, asegurando que procedían de "borregos" y de niños que "han sido educados en un marco de odio y racismo" y "que hoy votan VOX". El tweet de Pulpul se ha hecho viral entre los aficionados del Rayo Vallecano, que han mostrado su apoyo y recuerdo al portero.

Wilfred, un símbolo del rayismo

Wilfred Agbonavbare llegó al Rayo Vallecano en 1990 procedente de Nigeria, cuando el equipo militaba en Segunda División.

Publicidad

A pesar de que no tenía contrato profesional hasta su tercera temporada, se ganó no solo el puesto de titular, sino un hueco en el corazón del aficionado rayista por su humildad y sencillez (vivía en un piso del barrio de Vallecas y era habitual encontrárselo por las calles).

"Willy", como era apodado, permaneció en el Rayo Vallecano hasta 1996. Sin embargo, después de su retirada del Fútbol vivió problemas económicos debido a que tenía que pagar un costoso tratamiento a su esposa, que falleció a causa de un cáncer de mama.

En 2014, a Wilfred Agbonavbare le diagnosticaron un cáncer de huesos, cuyo tratamiento lo recibió en Florida. No obstante, en sus últimos días fue trasladado a Madrid, mientras que el Rayo Vallecano realizó todas las gestiones y pidió donaciones para que los hijos del portero pudieran ir a España a despedirse de su padre.

Publicidad

Finalmente falleció en Alcalá de Henares el 27 de enero de 2015, siendo enterrado al lado de su esposa. En recuerdo de 'Willy", la puerta 1 del Estadio de Vallecas lleva su nombre, en recuerdo de un símbolo para el rayismo y para lucha contra el racismo.