Publicidad
Publicidad

San Mamés acogió anoche un hecho histórico. 48.121 espectadores se reunieron en el modernísimo estadio bilbaíno para disfrutar del partido de cuartos de final de la Copa de la Reina entre el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid

Segunda mejor marca a nivel mundial

Los 48.121 espectadores que asistieron anoche a "La Catedral", suponen la segunda mejor marca de toda la historia en el mundo en lo referente a la asistencia en directo a una competición femenina de Fútbol. El vigente récord (51.211 espectadores) corresponde a un partido entre Monterrey y Tigres de la liga de fútbol femenino de México. En Europa, el anterior récord lo tenía un encuentro entre Chelsea - Arsenal al que asistieron un total de 45.423 personas.

Publicidad

A pesar de las inclemencias meteorológicas de la noche, el público respondió superando todas las expectativas, disfrutando de un partido donde las visitantes se llevaron la victoria por 0-2, con goles de Sosa y Kaci.

El auge del Fútbol Femenino

El fútbol femenino lleva ya varios años experimentando un extraordinario auge a nivel mundial en general y en España en particular. Este récord de asistencia a un partido en directo ocurrido en Bilbao, ya ha tenido otros antecedentes sorprendentes en otros estadios nacionales como en el Wanda Metropolitano (Madrid), Ciutat de Mestalla (Valencia) o el Rico Pérez (Alicante). Otro dato a destacar es que la asistencia al Athletic - Atlético femenino superó en asistencia a todos los partidos jugados por el Athletic de Bilbao de LaLiga (masculino) de esta temporada 2018/2019.

Publicidad

Sin embargo, el hecho de que el deporte femenino en general cada vez congregue a más espectadores, ya sea en directo, o a través de la televisión, los sueldos comparados con sus compañeros de las competiciones masculinas, aún se encuentran a años luz de equipararse.

Esto, incomprensiblemente ocurre prácticamente en todos los deportes, sobre todo si son de equipos. Una vez más estamos ante el evidente hecho de que la Mujer nunca es reconocida de igual forma que el hombre sea en el ámbito que sea.

Cabe recordar, que en uno de los pocos deportes en el que las mujeres y los hombres están reconocidos de igual forma es el Tenis, y para que esto ocurriese el tenis femenino estuvo luchando años contra los estamentos del deporte de la raqueta, hasta lograr finalmente que los premios/ingresos de las féminas se igualasen a la de sus compañeros masculinos, tal y como recientemente se nos ha recordado en la excelente película "La batalla de los sexos".

Publicidad

Bilbao, una vez más, ciudad pionera en lo referente al apoyo a la mujer en el deporte, se volcó con su equipo a pesar del resultado negativo del partido y demostró que el fútbol femenino es ya un espectáculo de masas capaz de igualar y en algunos casos superar, al consolidado fútbol masculino en España y Europa.