Numancia y Real Oviedo se vieron las caras en Los Pajaritos el primer partido del año. Al final, el regalo de Reyes de los tres puntos iba dirigido a la capital del Principado. Los azules conseguían una victoria muy importante gracias al último tanto de Christian Fernández a balón parado. El Oviedo llevaba cuatro semanas sin ganar y este resultado hace que estén un poco más aliviados. Para Anquela, técnico del Oviedo, se cumplió la regla el último minuto del partido cuenta.

Juan Antonio Anquela apostaba por el mismo once inicial que participaba en el encuentro frente al Málaga.

Anuncios

En el primer tiempo, llegaba la primera alegría carbayona con el tanto de Javi Hernández. Todo comenzaba cuando Escassi no hacía bien las cosas con la salida del balón y mandaba un pase delicado a Yeboah que Hernández recuperaba y le servía para marcar la diferencia y adelantar al Real Oviedo en el marcador. El meta Juan Carlos nada podía hacer.

Seriedad en defensa del Real Oviedo

Los minutos iban pasando y el Oviedo mantenía la ventaja en el marcador. Los jugadores de Anquela se mostraban serios en el juego y no tenían demasiadas complicaciones en tareas defensivas.

El conjunto local no conseguía pasar por delante de los centrales del conjunto azul. Y así llegábamos al descanso. El encuentro parecía que estaba de cara para los visitantes, pero mucha acción iba a haber en el segundo tiempo.

A los cuatro minutos del comienzo de la segunda parte llegaba Yeboah y empataba para el Numancia. Sin embargo, Carlos Hernández volvía a dar una alegría a los carbayones a balón parado con un gran remate de cabeza. Poco duraba la alegría del Real Oviedo. Tan solo unos minutos después Diamanka con un fuerte disparo desde lejos ponía el 2 a 2 en el marcador. ¿Qué nos faltaba por ver todavía? Había más sorpresas de Reyes.

Anuncios

Gol del Christian 'in extremis' en el 90

Cuando parecía que estaba todo el “pescado vendido” y el empate y reparto de puntos se convertiría en el una realidad, llegaba Christian y ponía patas arriba el partido. Otra vez a balón parado remataba a placer en el segundo palo. Hacía un gesto importante en la celebración del gol. Hasta el minuto nunca se sabe y así fue. Tres puntos muy importantes para el Real Oviedo que ahora mismo ocupa la décima posición de la tabla con 27 puntos. Los puestos de playoff no están muy a mano, pero esperemos que la senda de la victoria, les acompañe en este nuevo año recién iniciado.

La próxima cita futbolística del Oviedo es en su estadio, el Carlos Tariere, el próximo 12 de enero a las 20:30 horas ante al Tenerife. De momento, los carbayones pueden seguir disfrutando esta semana de su regalo de Reyes, los tres puntos en Soria. Dos a tres para los azules.