Publicidad
Publicidad

Minuto 80. El Rayo Vallecano [VIDEO] tiene una oportunidad clara para abrir brecha en el marcador y noquear finalmente a un Levante que está volcado al ataque. Tiene el balón Óscar Trejo [VIDEO], que avanza hacia la portería granota, mientras su compañero Raúl de Tomás se encuentra completamente solo. La jugada, finalmente no acabó en gol y sí en una bronca entre compañeros.

Raúl de Tomás se encara con Trejo por no pasarle el balón

Óscar Trejo había entrado en el terreno de juego hacía 10 minutos.

Tras un contraataque montado por el equipo franjirrojo, tienen una clara ocasión de gol para anotar el gol que hubiera supuesto el 3 a 1 para el equipo local. Sin embargo, el jugador argentino decide acabar la jugada de forma individual y sin ángulo, mandando el balón fuera del campo.

Advertisement

Esta decisión de Trejo no gustó a su compañero Raúl de Tomás, que se lo hizo saber de forma airada.

Cuando acabó la jugada, el ariete del Rayo Vallecano abroncó y se encaró a Trejo, recriminando su jugada individual sin haberle pasado el balón, ya que este se encontraba solo para rematar a placer. El momento de la discusión fue captado por las cámaras de televisión.

Finalmente, Giannelli Imbula intercedió entre ambos y puso paz entre Óscar Trejo y Raúl de Tomás, poniendo fin a la tensa situación. Después de la jugada, cada jugador volvió a su posición para defender los últimos minutos del partido, olvidando lo ocurrido.

Un rayo de luz bajo la niebla

Más allá de la bronca entre Trejo y Rdt, el partido entre el Rayo Vallecano y el Levante ha finalizado con victoria del equipo de Vallecas por 2 goles a 1.

Advertisement

El encuentro, marcado por la densa niebla que cubría al Estadio de Vallecas, ha sido un continuo intercambio de golpes.

El Rayo Vallecano se adelantaba en la primera parte con un gol en propia puerta de Toño, tras una internada de Álex Moreno por banda izquierda. Los franjirrojos se iban al descanso en el marcador, pero ya en la segunda parte Rochina igualaba el resultado, para después pedir perdón a su antigua afición.

La alegría para el Levante no duraría mucho, pues en el minuto 67, el propio Raúl de Tomás aprovechaba un rechace en el área para mandar la pelota al fondo de las mallas ante la euforia de la hinchada vallecana. El resultado ya no se movería más y los tres puntos se quedaron en el barrio madrileño. Una victoria importante para el Rayo, que con la consecución de los tres puntos se coloca a tres puntos de la permanencia con 13 puntos.