El nuevo director técnico de la selección española, Luis Enrique, presentó este viernes por primera vez su lista de jugadores para el seleccionado español. El mismo director, que se ha ganado la fama de rebelde, había anunciado sorpresas. Son cuatro grandes variantes las que presenta el equipo para enfrentar a las selecciones de Croacia e Inglaterra en el inicio de la Liga de las naciones. Se trata de la ausencia de David Silva, Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Jordi Alba. Sin embargo, solo la exclusión de Alba es responsabilidad del seleccionador asturiano, mientras que los otros tres, han decidido retirarse de la nacional por voluntad propia.

En las declaraciones ofrecidas en la rueda de prensa donde presentó los convocados, Luis Enrique [VIDEO] se limitó a hablar de quienes están incluidos de la selección cuando se le preguntó las razones por las que Alba estaba fuera. Recordó que ya había adelantado que existirían “sorpresas”, y afirmó que en un futuro surgirán otras más. También comunicó que considera difícil formar parte de un plantel que representa a una nación y recalcó que no diría nada negativo ni positivo de quienes no estén incluidos.

Una ausencia que genera dudas

Solo el desarrollo del juego en la cancha podrá revelar el planteamiento del técnico entrante. Los sustitutos de Alba, Marcos López y Gayá, no encajan en totalidad con el perfil que el asturiano presenta. Para equipos que proponen tomar la iniciativa, como es España, las labores que Alba desempeñaba forman parte fundamental de ese tipo de juego.

La ausencia del lateral supone un inconveniente que no se ha esclarecido, a menos que Luis Enrique quiera proponer un sistema diferente.

Sustitutos de los grandes ausentes

Con respecto al resto de los convocados, la lista pretende llenar el vacío que la ausencia de la artillería pesada ha dejado. Ceballos, Suso y Sergui Roberto, llegan para tapar el hueco de Silva e Iniesta. Para remplazar a Piqué, acuden Llorente, Raúl Albiol e Iñigo Martínez. La aparición de Llorente ha causado algo de asombro. Este central ha sido operado esta semana por fractura de peroné. Con miras a la próxima Eurocopa en el 2020, Luis Enrique revela la importancia que para él tiene el defensa de 26 años.

El técnico asturiano informó que para cada posición lleva dos jugadores [VIDEO]y se basa en un esquema de 4-3-3, el cual es su favorito. Participó que la media de edad que ha calculado es de 26 años. De esta forma considera que la selección está balanceada y también mostró su agrado por el plantel que está presentando.