Fran Beltrán, ya ex-jugador del Rayo Vallecano, ha sido presentado hoy como nuevo futbolista del Celta de Vigo. El equipo gallego pagó los 8 millones de euros que contemplaba la cláusula de rescisión del mefiocentro de 19 años.

Fran Beltrán y Felipe Miñambres levantan ampollas a los rayistas

El mediocampista ha sido acompañado en todo momento por Felipe Miñambres, antiguo director deportivo del Rayo Vallecano que se marchó de la Avenida de la Albufera por la puerta de atrás.

Fran Beltrán dijo en la rueda de prensa que eligió al Celta de Vigo por diversos motivos que no explicó, hiriendo directamente a los rayistas, que veían al jugador como uno de los emblemas del club tanto del presente como del futuro.

Hay que tener en cuenta que su salida no ha sentado nada bien en Vallecas, pues hace unos meses, dándose golpes en el pecho, Beltrán defendía su rayismo a ultranza.

Pero lo que realmente ha dolido a los franjirrojos ha sido el momento en el que habló Miñambres [VIDEO]. El director deportivo dijo que el fichaje no se realizó en tres días sin que el Rayo Vallecano pudiera reaccionar, sino que llevaban tiempo en negociaciones. Estas declaraciones han dado a entender que el Celta ha estado negociando con el mediocentro a espaldas del club madrileño.

Martín Presa y Cobeño se quejaron de las formas de actuar del Celta

Después de ver la fotografía de Felipe Miñambres y Beltrán con la camiseta del Celta de Vigo de este último, las reacciones de aficionados del Rayo no se han hecho esperar. Todos coinciden en la palabra "pesetero" al definir a Fran, además de sentirse decepcionados por un joven al que le han dado todo.

Las opiniones de los rayistas coinciden con las de las dirección deportiva. Tanto el presidente Martín Presa como el director deportivo Cobeño salieron para dar los detalles de la marcha de Fran Beltrán. Sobre todo, destacaron las malas formas con las que había actuado el Celta, llegando a dar a entender que "no tenían educación [VIDEO]".

También aseguraron que el jugador nunca puso de su parte y afirmaron que rechazó todas las ofertas de renovación. Hoy, Beltrán ha dicho que eso es trabajo de sus representantes y no suyo, como si tratara de escurrir el bulto.

A pesar de la marcha de una de las claves para el ascenso a la máxima categoría del Fútbol español, los rayistas son conscientes que el equipo está por encima de cualquier jugador, por lo que ellos seguirán fieles a un club cuyos valores van más allá del deporte.