Comienzan los entrenamientos de cara a la nueva temporada de la liga española y el Barcelona [VIDEO] FC afronta esta etapa con la ausencia de Andrés Iniesta, motivo por el cual el técnico Valverde debe hacer ajustes tácticos que le permitan tener el equilibrio en el medio campo. Se dice que el club blaugrana volverá a su esquema 4-3-3 y ya se están haciendo ensayos para su pleno funcionamiento.

Nueva estructura en el medio campo

El Barcelona se ha caracterizado por el buen manejo de la pelota en el medio campo, Iniesta fue un verdadero referente en ésta posición aportando buen manejo de la pelota y una visión de juego excepcional, dando inicio a grandes chances en el ataque, en pocas palabras, siempre supo conectar el medio campo con los atacantes.

Coutinho es el versátil jugador brasileño que se integró la temporada pasada al Barcelona, y que en ésta temporada puede cumplir varias funciones en el terreno de juego, hecho que dejó demostrado en Rusia 2018 [VIDEO] con su selección de Brasil. Lo más seguro es que si el técnico Valverde implementa el esquema 4-3-3, Coutinho forme parte del tridente de ataque junto a Messi y Suárez, experimento que ya ha sido puesto en práctica en varios partidos de la segunda parte de la pasada temporada.

En base a los fichajes, Valverde puede experimentar con Phil en el medio campo junto a Rakitic y Sergio Busquets, y de darse los fichajes del jugador De Jong y del frances Rabiot, Coutinho quedaría exclusivamente para formar parte del tridente de ataque.

Barcelona espera que Dembélé rinda

El joven jugador francés no ha terminado de demostrar en el club blaugrana su talento, por ejemplo en la temporada pasada no rindió como se esperaba.

Es de suma importancia que el joven jugador pueda aportar su velocidad y verticalidad que exige el esquema 4-3-3. De lograr ésto, Valverde podría explotar ese esquema al cien por ciento.

En el mundial el joven jugador francés comenzó como titular, pero el técnico Deschamps decidió probar luego con otro jugador de características diferentes en la alineación como es Olivier Giroud.

Lo que exige el 4-3-3 es tener jugadores mas ofensivos, aspecto que faltó en la temporada pasada por la poca profundidad en el banquillo del equipo, y ese es un aspecto que debe tomar en cuenta la directiva a la hora de realizar los fichajes, pues el Barcelona debe afrontar 3 competiciones exigentes, y necesitaría rotar a sus jugadores echando mano a los suplentes.