Aunque previamente al inicio de la Vigésima Primera Edición de la Copa Mundial de Fútbol (Rusia 2018), la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) había implementado maneras de evitar y atacar casos de homofobia y racismo, el protagonista en Rusia ha sido el sexismo.

Según el portal The Hollywood Reporter (THR), desde el inicio del Mundial de Fútbol Rusia 2018 [VIDEO], se han producido una serie de informaciones que han obligado a la FIFA a realizar algunas llamadas de atención a los responsables de las transmisiones de televisión, oficiales y no, a que se abstengan de realizar tomas de las gradas de los estadios mostrando la belleza femenina, en un intento por afrontar el sexismo durante la Copa del Mundo.

El jefe de diversidad de FIFA, Federico Addiechi, indicó a los medios: lo hemos hecho con emisoras individuales. Lo hemos hecho con nuestros servicios de transmisión anfitriones" según THR. Agregó Addiechi que, aunque no son proactivos aún con el tema, "tomarían medidas contra las cosas que están mal".

Entre los informes sobre sexismos, se conocen casos de periodistas, de ambos sexos, que han sido acosados por los fans. El jefe de diversidad del máximo organismo del fútbol en el mundo indicó que la FIFA ha estado trabajando con la policía rusa y la organización local del evento, y han logrado identificar a los agresores de trabajadores de los medios, les han despojado de su FAN-ID y han sido sacados de Rusia.

Parece que el fútbol aún es una exclusividad masculina

Según la organización europea dedicada a combatir la discriminación en el fútbol Fare Network (FARE), la mujer sigue luchando por hacerse de espacios en el llamado deporte rey.

Aunque está presente en el consejo de la FIFA, en el desarrollo de estrellas femeninas y la comercialización de la Copa Mundial Femenina, la mujer aún batalla por espacios en el engranaje, en las tribunas y en todos los ámbitos del fútbol; pero cuando llega un Mundial la vuelven a apartar. Hasta en el número de baños para mujeres en los estadios.

Y es que el tema del sexismo no solo es en las ciudades anfitrionas del Mundial en Rusia, sino en el resto de los países. En los espacios públicos donde se concentran las personas a observar el desarrollo de los encuentros del Mundial, en cualquier parte del mundo, se observan fans masculinos, a veces en grupos, acercándose a las mujeres de una manera tal que se considera acoso sexual.

Durante el Mundial, [VIDEO] brasileños, costarricenses, colombianos y hasta paraguayos (a pesar de que Paraguay no está en el Mundial) han sido protagonistas de escenas de hombre, y que, gastando bromas a mujeres, pero la realidad es que se trata de hechos de sexismo.

Hecho que fueron rechazados, incluso por las representaciones diplomáticas de los respectivos países.

Agresión a las periodistas en Rusia 2018

Los equipos periodísticos presentes en Rusia para la cobertura del Mundial de Fútbol 2018, incluyó a un importante número de mujeres entre personal técnico, locutoras y comentaristas, quienes tampoco escaparon a los hechos de sexismo durante el magno evento del fútbol.

Uno de los más virales fue el de la periodista sorprendida por un aficionado que intentaba besarla a la fuerza mientras reportaba en vivo para la Deutsche Welle. También fueron besadas a la fuerza, mientras reportaban para sus respectivas cadenas, Júlia Guimarães, de O`Globo de Brasil, y Malin Wahlberg, del canal sueco Aftonbladet TV.

Un total de 44 reporteras están presentes en Rusia para la cobertura del Mundial, 22 de ellas para cadenas americanas.