El famoso agente de Cristiano Ronaldo, Falcao y compañía, Jorge Mendes, ha sido acusado a través de su agencia de representación de jugadores (Gestifute) de chantaje por parte del presidente del Sporting de Lisboa después de que el portero portugués, Rui Patricio, haya rescindido su contrato con el equipo de forma unilateral.

El polémico presidente del Sporting, Bruno De Carvalho, ha denunciado el chantaje de la empresa de Jorge Mendes después de que pidieran según medios españoles, 3 millones de euros, por la operación del guardameta Rui Patricio al Wolverhampton de Inglaterra que estaba por cerrarse en unos 18 millones de euros para el próximo mercado de transferencias.

De Carvalho, explicó en una rueda de prensa que la transferencia se había cancelado luego de que el famoso agente Jorge Mendes [VIDEO], a través de su empresa (Gestifute), haya pedido un porcentaje por el traspaso de su jugador que amenazaba con completar la negociación en caso de no recibir su supuesta parte del fichaje.

Siete millones de euros en comisión por los traspasos de Adrien y Rui Patricio

El mandatario del Sporting de Lisboa, Bruno de Carvalho, denunció este hecho luego de que revelara que no era la primera vez, ya que la misma compañía de representación de jugadores había pedido 4 millones de euros por el pase de Adrien Silva al Leicester City de la Premier League [VIDEO], después de que se formalizara el acuerdo para este mismo mercado de verano.

Catalogando de un vil chantaje, De Carvalho aseguró que los contratos de Adrien Silva y Rui Patricio con el Sporting de Lisboa, no tienen ningún tipo de cláusula que afirme algún porcentaje a su empresa de representación en caso de alguna venta o transferencia a otros clubes.

Esto quiere decir que se podría catalogar de ilegal en caso de efectuarse algún pago.

Las influencias de Jorge Mendes en las decisiones de sus clientes

La recisión del contrato de Rui Patricio con el Sporting de Lisboa, ha sido denunciada como una manipulación de la empresa Gestifute hacia el jugador, para poder efectuar el traspaso del guardameta sin ninguna posibilidad de toma de decisión de la directiva del club portugués, por lo que se haría totalmente gratis en cuanto a traspaso, pero sin duda que el empresa cobraría su comisión por la firma del nuevo contrato del jugador.

“Aceptar dar a un hombre 7 millones, a quien creemos que no tiene derecho, no lo hacemos. Sería un crimen contra el Sporting de Lisboa”. Aseguró el presidente del club portugués, Bruno De Carvalho, donde terminó la rueda de prensa declarando que: “El deporte no puede estar bajo miedo, chantaje o amenaza”.